Sigue toma en Ministerio de Ciencia y Tecnología

Los científicos y becarios autoconvocados que mantienen la toma pacífica de las instalaciones del Ministerio de Ciencia y Tecnología desde hace más de 48 horas cortaron el tránsito ayer en la esquina del Polo Científico Tecnológico y reclamaron la reanudación de las negociaciones para reincorporar a los 500 científicos excluidos del Conicet a principios de año. “Vamos a seguir acá porque no ha habido ningún contacto del ministerio ni de la Secretaría de Políticas Universitarias y el ministro Lino Barañao sigue mintiendo en los medios”, denunció Mercedes García Carrillo, de Jóvenes Científicos Precarizados (JCP), una de las organizaciones que nuclean a los investigadores que sostienen la medida de fuerza en el edificio de la calle Godoy Cruz 2320, informó ayer el diario Página 12.

“Pende de un hilo”.
Durante todo el día de ayer, los investigadores afectados, junto a otras organizaciones y partidos políticos que se solidarizaron con su reclamo, realizan un “abrazo al Conicet” para resaltar que “La ciencia pende de un hilo”, frente a la propuesta del Gobierno de que los científicos excluidos se desempeñen en universidades, pero con ingresos menores y sin la estabilidad que incluye la carrera del investigador.
Las organizaciones aseguran que incumple más de un apartado del acta acuerdo firmada en diciembre, según la cual se comprometieron a reubicarlos en las mismas condiciones laborales que tendrían con un cargo en el Conicet. Todos los colectivos que nuclean a los investigadores escribieron una “carta abierta” en la que resaltaron al ministro Barañao que “el camino del diálogo es el diálogo honesto”, tras sus polémicas declaraciones de los últimos días negando los pedidos de los científicos e incluso criticándolos por la medida de fuerza.
En el documento, le pidieron al ministro que cumpla “con los acuerdos empeñados”, y deje de estigmatizarlos “a través de la mentira y la difamación”. “El camino para la solución de este conflicto es simple: honrar los compromisos asumidos”, resaltaron categóricos y citaron una frase en latín para destacar que “lo pactado obliga”.
En diálogo con Futurock, ayer Barañao volvió a la carga contra la toma del ministerio, negó que hubiera “despedidos ni expulsados” e incluso manifestó: “Esta gente quedó afuera y ahora en lugar de tener que buscarse ellos mismos otro trabajo, los estamos ubicando nosotros”.