Sigue el reclamo salarial

Los trabajadores van a ser cautos a la hora de iniciar las negociaciones salariales de este año, pero el reclamo de aumentos en las remuneraciones no tendrá ni piso, ni techo, anticipó el titular del gremio La Fraternidad, Omar Maturano.
Maturano es también miembro del Consejo Directivo de la CGT y de allí la importancia de sus palabras, a semanas del inicio de las paritarias 2009, que en algunos casos comienzan en febrero próximo.
Durante 2008, la mayor parte de los gremios acordó un aumento en torno al 19,5 por ciento, aunque se agregaron muchos ítems a las negociaciones -como recategorizaciones, blanqueo de extras y vales de comidas, entre otros- para evitar que la inflación absorbiera la recomposición salarial.
En cuanto a la crisis internacional que está afectando a varios sectores de la industria y que el Gobierno intenta paliar con un extenso programa anticrisis, Maturano recordó que la CGT “no va a permitir suspensiones ni despidos de trabajadores”.
“Nuestro objetivo es la preservación de las fuentes de empleo”, sostuvo el titular de La Fraternidad, tras lo cual señaló que buscan “preservar la paz social entre todos, poniendo el esfuerzo en forma compartida entre empresarios y trabajadores”.
En este marco, afirmó que “nadie debe mirar para otro lado”, porque “los empresarios ganaron mucho dinero y tienen suficientes reservas y, en cambio, el trabajador nunca tuvo capacidad de ahorro”. (NA)