Solicitan la elevación a juicio

TRAGEDIA DE ONCE: ACUSAN A DE VIDO DE NO APLICAR CONTROLES Y SANCIONES

El fiscal federal Ramiro González requirió que se lleve a cabo el debate oral y público contra el ex ministro de Planificación Federal y actual diputado nacional, investigado por la muerte de 51 personas en 2012.
El fiscal federal Ramiro González solicitó que el ex ministro de Planificación Federal y actual diputado nacional Julio De Vido sea elevado a juicio oral y público en el marco de la causa en la que se investiga su responsabilidad penal en la tragedia de Once, en la que murieron 51 personas y una por nacer, y otras 789 resultaron heridas.
El fiscal consideró concluida la investigación y le requirió al juez federal Claudio Bonadio que el ex funcionario y el ex titular de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos, Gustavo Simeonoff, sean sometidos a juicio oral y público.
El ex ministro de Planificación Federal está acusado de haber tenido conocimiento del mal estado en el que se encontraba parte del sistema ferroviario y no haber aplicado los controles y las sanciones correspondientes a quienes explotaban el servicio de transporte público en la época en la que se produjo el choque del tren de la línea Sarmiento.
En el requerimiento de 129 páginas. al que tuvo acceso Télam, el fiscal González remarcó que los delitos por los que los ex funcionarios deben ser juzgados son “estrago culposo, agravado por el resultado de muerte y lesiones, y defraudación por administración fraudulenta agravado por ser en perjuicio de una administración pública”.

Procesado.
El 10 de mayo, Bonadio había procesado a De Vido como presunto coautor del delito de descarrilamiento y participe necesario de defraudación contra la administración pública por administración fraudulenta y le trabó un embargo por 600 millones de pesos.
Con su requerimiento de elevación a juicio oral, el representante del Ministerio Público se sumó al pedido que ya habían hecho la semana pasada el la Oficina Anticorrupción y las querellas de los familiares de las víctimas del choque del tren de la línea Sarmiento ocurrido en la estación de Once el 22 de febrero del 2012, a las 8.28.
El juez Bonadio deberá correr vista a la defensa de los acusados y luego determinar si avanza hacia el juicio oral y público, que sería el primero al que será sometido el ex ministro kirchnerista quien además fue procesado en otras dos causas: una por irregularidades en los contratos ferroviarios y la otra por la compra de trenes a España y Portugal.
Cuando lo procesó, el juez Bonadio entendió que al momento del accidente, De Vido tenía “efectivo conocimiento del deficiente estado del material rodante de la concesionaria”, como así también del “sostenido decaimiento de los bienes dados en concesión para la prestación del servicio”.

“Inacción”.
El fiscal González recordó en su dictamen que De Vido está imputado por “no haber controlado las condiciones de funcionamiento en cuanto a la utilización del material rodante, de la infraestructura, del personal transferido y la aplicación de fondos públicos que el Estado nacional puso a disposición de la empresa Trenes de Buenos Aires S.A”.
“La inacción del nombrado, en función del rol que desempeñaba, como de las dependencias subordinadas -pese al notorio deterioro de los bienes afectados a la concesión-, posibilitaron las circunstancias precedentemente detalladas”, sostuvo el representante del Ministerio Público.
“En la empresa concesionaria se omitieron realizar las tareas de mantenimiento y sistemáticamente no se ejecutaron los planes que se encontraban obligados a cumplir, circunstancia que ocasionó un perjuicio económico al erario público, como consecuencia del grave deterioro de los bienes concesionados”, sostuvo. (Télam)

Compartir