“Sólo paseaba por la ciudad”, dijo

DETENIDO NEGO FORMAR PARTE DE LOS INCIDENTES EN EL CONGRESO

Anil Baran, uno de los extranjeros detenidos en el marco de los incidentes en el Congreso relató que en un momento en el que “paseaba” por la calle, le “dispararon dos o tres policías desde atrás”, lo “tiraron al piso” y le “ataron las manos con una cinta”. El joven turco que fue a Buenos Aires a realizar un trámite ahora corre peligro de ser expulsado de la Argentina.
“Vivo en Córdoba y vine a Buenos Aires a hacer un trámite. Tenía que buscar mi partida de nacimiento en la embajada para poder hacer la nacionalidad, sólo eso”, se lamentó el joven turco que quedó detenido en marco de la represión policial que tuvo lugar el miércoles pasado en cercanías del Congreso de la Nación.
“No conozco la ciudad. Estaba parando en La Plata en lo de un amigo, me bajé en Constitución y caminé. Paseaba, de pronto vi que venían unos 20 o 30 policías de frente y me fui por la calle Humberto Primo, ahí me dispararon dos o tres policías desde atrás, me tiraron al piso y me ataron las manos con una cinta. Después me llevaron con otras personas”, afirmó Baran.
En declaraciones a Página 12, Baran relató: “No sabía que estaba complicada la situación, sólo veía banderas y gente que venía caminando”. Indicó que mientras paseaba vio venir de frente un cordón policial y que los efectivos “disparaban y tiraban gases”. Al intentar esquivar la situación, agentes lo detuvieron y lo trasladaron a la comisaría. “Eramos siete, yo era el único extranjero”, subrayó.

Residencia.
Baran nació en Estambul, tiene 27 años y es graduado en Ciencias Económicas en la Universidad Técnica del Mar Negro. “Antes de graduarme consideré la idea de viajar a Europa, pero un amigo que vive en Argentina y que estaba viajando por Turquía me habló mucho de este país y me entró el deseo de venir a conocer. Eso fue en 2016. Aquí conocí a una muchacha argentina, me establecí en Córdoba y me casé con ella a finales del año pasado. Tengo un documento y vine a Buenos Aires a sacar mi partida de nacimiento de la embajada para poder establecerme definitivamente”, indicó.
Explicó que con su pareja viven en Villa María y que trabaja en una empresa de logística. Esta semana se encontraba en La Plata, con quien el miércoles viajó al centro hasta Constitución, precisó. Llegaron cerca de las 15 horas, se separaron y él caminó por 9 de julio cuando se desencadenaron los hechos, aseguró.

Expulsión.
El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, ratificó que “si la Justicia decide que hubo algún delincuente extranjero” en el marco de los disturbios registrados en las inmediaciones del Congreso, el Gobierno se encargará de “expulsarlo” del país.
“Nosotros a los que delinquen en la Argentina y no son residente los expulsamos del país. Y lo venimos haciendo, sobre todo el año pasado a partir de un decreto del presidente, con mucha más facilidad que lo que ocurría antes”, afirmó Frigerio, quien detalló que en los “últimos doce meses tenemos más deportaciones de delincuentes que en los últimos diez años”.
Por su parte el ministro de Defensa Oscar Aguad señaló que “hay que replantear el tema de la migración, el uso de tecnología, hay que revisar la legislación de la Argentina”. El funcionario indicó además que se tiene que “revisar las normas” y “cuidar las fronteras”.
Por otra parte, consideró que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, “está trabajando muy bien, ella tiene una eficiente estrategia para controlar a los grupos que son violentos, que quieren generar caos en el país”.
Los disturbios vividos en el Congreso se suscitaron a casi dos meses de llevarse la próxima cumbre del G20. En ese sentido, el Aguad dijo que “en Defensa debemos garantizar el control aéreo y marítimo, Bullrich se encarga de la seguridad interna; igual los demás países ayudarán”. (NA)