Inicio El Pais Subieron los combustibles

Subieron los combustibles

YPF AUMENTO 4,55 POR CIENTO, MIENTRAS QUE SHELL SUBIO 9,5 POR CIENTO

La petrolera estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) anuncio ayer en la tarde un aumentó en sus combustibles de un 4,55 por ciento que comenzó a regir a partir de la medianoche de hoy, luego que la empresa petrolera Shell hiciera lo propio con sus combustibles en un 9,5 por ciento promedio ayer en todo el país. En el caso de YPF, el incrementó es aún mayor en el caso del gasoil, que trepó un 4,89 por ciento.
A modo de referencia, el precio del litro de nafta super de la petrolera estatal en Capital Federal pasó de $38,67 a $40,43, y el del gasoil subió de $36,17 a $37,94. En el sector de los combustibles premium, la nafta infinia pasó de costar $44,62 de los $46,65 que estaba y la Infinia Diesel trepó de $42,33 a 44.40. En cuanto a Shell, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el litro de nafta V-Power pasó a costar $49,98; la fórmula súper, $43,36; la V-Power diesel, $47,98 y $41,39 la fórmula Diesel.

Motivos.
La causa principal de la suba, según lo expresado por las empresas, se debe al aumento del dólar durante marzo, que acumuló una suba de 10,7 por ciento. Pero el incremento aplicado también está relacionado con el aumento del Impuesto al Combustibles (ILC), que se actualiza por la inflación acumulada del último trimestre y que el Gobierno decidió desdoblar entre marzo y abril. Voceros de la estatal YPF argumentaron que “los aumentos reflejan el efecto de variables clave para la conformación de los precios, como son el aumento en el Impuesto al Combustible Líquido (ICL) e Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC), el tipo de cambio y las variaciones en el precio del Brent”.
No obstante, advierten que “los precios anunciados por Yacimientos Petrolíferos Fiscales siguen siendo de los más bajos de la región, tanto en los montos de las naftas como en gasoil”.
Sostienen que “en un marco de volatilidad de las variables que determinan el precio de los combustibles, YPF ha venido buscando adecuar dinámicamente sus precios en los últimos meses, a fin de atenuar el impacto de los aumentos en el consumo de naftas y gasoil”. Por otro lado, aseguran que “el mercado ha sufrido una baja del -6,3 por ciento durante el último semestre”.

Tercer aumento.
Se trata del tercer ajuste de precios de la petrolera Shell durante el año, el cual fue superior a los anteriores dado que a principios de febrero había sido de 2,09 por ciento y un 2,8 por ciento en marzo.
En tanto, durante los primeros días del año la empresa había decidido rebajar el precio de sus combustibles en menos de 1 por ciento luego de que su competidora YPF lo hiciera. La nueva suba de los combustibles tendrá un impacto directo en la inflación, que trepó en febrero a 3,8 por ciento, dado que es una herramienta clave para trasladar los alimentos. (NA)