Inicio El Pais Suspendieron a taxista

Suspendieron a taxista

SERIA ACUSADO POR "INTENTO DE HOMICIDIO"

El taxista Claudio Daniel Rimolo, que protagonizó una brutal pelea con un automovilista en Villa Urquiza, fue imputado por “lesiones y daño”, pero la acusación podría cambiar a “homicidio en grado de tentativa” y la Fiscalía pediría la detención del imputado.
La secretaría de Transporte del Gobierno porteño le suspendió temporalmente la licencia al taxista hasta tanto la Justicia determine su situación en la causa.
“Lo primero que hemos hecho fue suspender preventivamente la licencia profesional, que es lo que hacemos cuando detectamos una actitud de violencia que pone en riesgo la vida de los demás”, indicó el secretario de Transporte porteño, Juan José Méndez.
Por su parte, el fiscal Norberto Brotto informó que ya solicitó “el sumario para analizar los elementos de prueba que hay y definir la citación o detención de quien resulte responsable, que es quien manejaba el taxi en ese momento”.
“Por ahora hay lesiones y daño, y el único imputado es el taxista”, manifestó el fiscal, aunque desde la querella se solicitará la detención por entender que el taxista es peligroso y existe riesgo de fuga.
El viernes por la mañana en la calle La Pampa al 4800 se registró una riña entre el taxista Rimolo, quien viajaba con una mujer y un bebé, y Fabio Rojas, conductor de un vehículo particular, tras una discusión de tránsito.
“Más allá de que haya habido una pelea y de que quien conducía el otro vehículo sea responsable por otra circunstancia distinta, nadie puede hacer justicia por mano propia. Lo que se analiza es la reacción, el daño provocado, y las lesiones”, indicó el fiscal.
“Lo que se conoce es lo que se ve en los videos, habrá que tomar las testimoniales correspondientes y otros elementos de prueba”, añadió en declaraciones a radio La Red.
Asimismo, consideró que hay muchas cosas que agravan la situación del taxista, quien además de bajarse y romper el otro auto, también dio marcha atrás con su vehículo para acrecentar el daño.
“Otra cosa que lo agrava es saber que dentro del vehículo había una mujer y un niño. Conforme al informe médico están acreditadas las lesiones y el daño está claro en los videos. Es un mismo hecho con distintos resultados”, señaló Brotto.
“Si consideramos que es un concurso real, la pena podría ser de dos años porque se suman los máximos y cada delito tiene un máximo de pena de un año”, agregó.
Broto explicó que no es un hecho aislado debido a que hay mucha reacción y pelea callejera con justicia por mano propia, que deriva en causas judiciales.
“Siempre paso, no es algo nuevo. Lo que llama la atención es la violencia de este hecho, pero no es una circunstancia particular de este momento, toda la vida hubo reacciones de conductores que le rompen el auto a otro”, expresó.

Violencia.
Tras un cruce verbal por un roce entre los vehículos, unos metros más adelante frenaron ambos rodados y el taxista Rimolo, quien iba con una mujer y un bebé que serían su pareja e hijo, se bajó del automóvil, un Volkswagen Voyage, enojado por una supuesta mala maniobra de la otra persona, y comenzó a romperle a golpes el vidrio del vehículo.
Posteriormente, Rimolo se subió al taxi y el otro conductor, identificado como Fabio Rojas, le pegó con sus manos a la luneta del transporte público.
Fue así que el taxista, que había regresado a su auto, tuvo otro ataque de ira y dio marcha atrás, como si tratara de atropellarlo, y volvió a bajarse para tomarse a golpe de puños hasta que algunas personas que pasaban por el lugar los separaron.
Todas estas acciones fueron filmadas por un vecino que registró esta violencia callejera y que se viralizó en las redes sociales durante el fin de semana.
Allí se observa que cuando parecía que todo se había calmado, Rojas se estaba por subir a su rodado, un Chevrolet Corsa, Rimolo al suyo pero el taxista dio marcha atrás a toda velocidad, chocó al otro auto y se dio a la fuga. (NA)