Tahilade pidió que aclaren por ventas de parques eólicos

El diputado Rodolfo Tailhade (Frente para la Victoria-Partido Justicialista) pidió ayer a la Justicia que le ofrezca al ex CEO de Isolux Corsán Juan Carlos de Goycoechea declarar bajo la figura de imputado arrepentido en la causa que investiga si funcionarios del gobierno nacional favorecieron a empresas vinculadas a la familia Macri en la venta de seis parques eólicos.
Asimismo, el legislador presentó nuevas pruebas que aseguró “demuestran que la familia presidencial, a través de Sideco Americana SA, fue la verdadera dueña del negocio cuyas irregularidades investiga el juez Marcelo Martínez De Georgi y que le reportó más de 48 millones de dólares en ganancias”.
Entre la documentación aportada se encuentran dictámenes de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia donde quedaron asentadas las operaciones por las que Isolux Corsán, en medio del proceso de quiebra de la compañía, ganó licitaciones de parques eólicos en el Renovar 1.5 y casi inmediatamente se los transfirió a empresas controladas por Sideco Americana.
De acuerdo a Tailhade, “para ejecutar el plan delictivo contaron con la participación inescindible de la empresa Isolux Corsán y su responsable local Juan Carlos de Goycoechea”.

Apuestas fuertes.
“Atento los hechos de público conocimiento que involucran al señalado como arrepentido en una nueva causa que lo involucra, entiendo que resulta oportuno y determinante para las presentes actuaciones la declaración del Sr. De Goycoechea” en los términos que estipula el artículo 41 del Código Penal, que determina que “las escalas penales podrán reducirse a las de la tentativa respecto de los partícipes o autores por algún delito de los detallados a continuación en este artículo, cuando durante la sustanciación del proceso del que sean parte, brinden información o datos precisos, comprobables y verosímiles”.
Cabe recordar que las inversiones en energías renovables fueron desde el comienzo una de las apuestas fuertes del gobierno de Mauricio Macri. También de su familia, que intentó ingresar al negocio.
En su primera actividad de 2018 el mandatario visitó en enero el parque eólico Rawson, el más grande del país, a cargo de la empresa Genneia, del Grupo Macro.
Los contratos para construir y explotar parques eólicos se ganan a través de licitaciones públicas. El sistema habilita a las ganadoras a vender luego los contratos a otros privados. (NA)