“Tentativa de desestabilización”

RAUL EUGENIO ZAFFARONI CUESTIONO LOS RECLAMOS CONTRA EL GOBIERNO POR EL CASO NISMAN

El penalista y ex miembro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Raúl Eugenio Zaffaroni, se refirió a la marcha del miércoles convocada por fiscales y analizó que “estamos ante un momento de tentativa de desestabilización, generada a partir de una denuncia absolutamente descabellada, sin sentido jurídico, y que además es una construcción de detalles absolutamente increíbles”.
“Yo no puedo creer que en la denuncia de Nisman se plantee que al gobierno, que tiene el manejo de las relaciones internacionales, se le ocurra usar a Luis D’ Elía como vía diplomática alternativa. Es un absurdo”, afirmó Zaffaroni luego de participar en la Facultad de Periodismo de la Universidad de La Plata, como integrante del tribunal evaluador, de la defensa de tesis doctoral del aspirante Flavio Rapisardi.
Durante la entrevista, el ex ministro de la Suprema Corte y director de la maestría en Comunicación y Criminología que se dicta en esa Facultad, enfatizó que en la denuncia del ex fiscal Nisman “se da por probado todo lo que dicen una serie de ‘buscas’. En las escuchas telefónicas no aparece ningún funcionario del gobierno ¿Pruebas de qué? De una supuesta confabulación, de un plan, que aún si hubiera existido no tiene principio de ejecución, y si no hay principio de ejecución no hay tentativa, y si no hay tentativa no hay delito”.
“Yo no sé quién hizo ese escrito, pero se nota que en él intervinieron varias manos. Para mí es un borrador, no contiene consideraciones jurídicas, no respeta el estilo jurídico. Se nota que hay reiteraciones, y al mismo tiempo faltan remisiones que son propias del estilo jurídico. Al final se intenta una especie de síntesis, que sale más o menos. O sea, me da la sensación que se trató de materiales de algo que iba a ser un escrito y que fue resuelto de urgencia”, agregó Zaffaroni.

Imparcialidad.
Además, aclaró que “por más que un fiscal tenga que acusar, debe mantener cierta imparcialidad porque lo alcanzan las mismas incompatibilidades que a un juez. Por ejemplo, uno no puede ser fiscal de un caso en el que intervenga su ex mujer”.
“Pero acá, hay un interés personal de Nisman: su denuncia tiene un lenguaje tremendamente enfático contra la Presidenta, y enfático con respecto a defender la verdad judicial del proceso AMIA, que es de su propia autoría. O sea que está defendiendo su acción como fiscal. Ese disparate, ese borrador, genera, junto con los medios masivos, esta tentativa de desestabilización”, agregó.

Alertas rojas.
Otra cuestión a la que se refirió el ex ministro de la Corte fue sobre las alertas rojas de Interpol: “¿Cómo se puede pensar que el Canciller va a presentarse ante el titular de Interpol y pedirle el favor de levantar las alertas? Es otro absurdo. Incluso el propio Noble (secretario General de ese organismo) desmintió que hubiera existido un pedido de ese estilo”.

Pollicita.
Acerca de la reciente presentación del fiscal Pollicita, que retomó la denuncia original de Nisman y la presentó ante el juzgado federal de Rafecas, el reconocido penalista dijo: “No sé cuál será el destino de esta presentación de Pollicita, que es un resumen de lo de Nisman. Ocurre que la denuncia de Nisman no contiene actos que puedan ser considerados típicos de algún delito”.
“Por eso, aún en caso de ser verdad, estaríamos en presencia de actos preparatorios que nunca llegaron a la etapa de ejecución. El artículo 42 de nuestro Código Penal es claro: hay tentativa cuando existe comienzo de ejecución. El memorándum con Irán, según la supuesta conspiración que denunció el ex fiscal de la causa AMIA, es un acto preparatorio”, resumió.

Daño.
Para Zaffaroni “hay un problema muy grande en la justicia, el daño ya está hecho. Esto no es la judicialización de la política, porque eso es un fenómeno viejo y conocido. Implica que los políticos quieran valerse de la justicia. Esto es otra cosa: la partidización de la justicia. La justicia ha perdido todo límite de la relativa imparcialidad que debe observar. Una cosa es que uno tenga ideología, preferencias, somos seres humanos. Pero el pluralismo que debe haber dentro de la justicia, que es la única garantía de cierta imparcialidad, nunca puede llegar a la partidización de esta naturaleza”.

“La verdad en sus manos”.
El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, afirmó ayer que “los fiscales y jueces tienen la verdad en sus manos” porque “son responsables del esclarecimiento de los atentados a la embajada de Israel y a la mutual judía de la AMIA”, al reiterar que el Gobierno y los argentinos “queremos que se sepa la verdad” sobre los crímenes.
En el marco de la marcha convocada por un grupo de fiscales al cumplirse un mes de la muerte del fiscal, el funcionario nacional remarcó que “es importante que los fiscales y jueces puedan expresarse” aunque señaló que “es importante que puedan generar las condiciones para el esclarecimiento de los hechos”.
“El Poder Judicial debe resolver los problemas derivados de las causas por los atentados a la embajada de Israel y en la AMIA. El mundo quiere saber quienes fueron los autores de esos crímenes horrendos”, reclamó Capitanich en su habitual encuentro con la prensa.

Aníbal Fernández.
El secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, sostuvo que la marcha del silencio “no era, como tal cual se vaticinaba, una manifestación desde el punto de vista de rendir homenaje a nadie, sino una manifestación opositora” y remarcó que el reclamo de justicia recae sobre el Poder Judicial.

Causa suma testimonios.
La causa que investiga la muerte del fiscal especial para la causa AMIA, Alberto Nisman, suma nuevos testimonios, como el del ex jefe de Operaciones de la Secretaría de Inteligencia (SI), Antonio ‘Jaime’ Stiuso, que declaró durante los feriados de Carnaval, y que señaló a otro ex agente del organismo, Alberto Massino, como la persona que utilizaba el Nextel con el que Nisman se comunicó, lo que lleva a especular con la posible próxima convocatoria a un nuevo testigo.
“No, no hablé con Nisman. Desde Navidad que no hablaba con él”, dijo Stiuso en su declaración, que se concretó en pleno feriado de Carnaval, al ser consultado sobre si había hablado con Nisman el día anterior a ser encontrado muerto en su departamento, el 18 de enero, y que ayer publicó el diario Página/12.
La fiscal Viviana Fein fue quien informó que se había concretado la declaración de Stiuso como testigo de la causa que investiga la muerte del fiscal Nisman, a través del sitio informativo de la Procuración General de la Nación.
En ese comunicado, la Fiscalía Criminal 45 señaló escuetamente que “ya se recibió la declaración testimonial del ingeniero Stiuso”, y que dicho acto “fue debidamente notificado a las partes”.
El texto indicó que “para preservar el curso de la investigación”, el contenido de las declaraciones testimoniales y las pericias médicas “no se difundirán”.
Sin embargo, trascendió que los resultados de los exámenes toxicológico e histopatológico que fueron entregados a la Fiscalía habrían encontrado en el cuerpo de Nisman una “cantidad poco significativa” de alcohol, una “baja dosis” del ansiolítico clonazepán, y una cantidad significativa de cafeína. (Télam)