Testigos acusan a la Gendarmería

EL JUEZ TOMO OTRANTO DECLARACIONES POR EL CASO SANTIAGO MALDONADO

Dos testigos que participaron de la protesta mapuche del pasado 1 de agosto en la provincia de Chubut aseguraron ayer ante la Justicia que vieron cuando Santiago Maldonado era golpeado y detenido por la Gendarmería Nacional.
Dos personas que estaban en el lugar del operativo el día en que fue visto por última vez el joven artesano declararon por primera vez ante el juez Guido Otranto, que encabeza la causa, la fiscal Silvina Ávila y el defensor oficial, Fernando Machado.
En tanto, según fuentes judiciales, la fiscal de la investigación recibió un informe de inteligencia de Policía Federal que indicaría que personal de Gendarmería se llevó a Maldonado de la protesta y también contendría detalles sobre su desaparición.
Uno de los testigos que declaró ante Otranto es el mapuche Matías Santana, quien le relató al magistrado que aquella tarde pudo ver “con binoculares” a los efectivos de la fuerza de seguridad golpear al muchacho y luego subirlo a una camioneta blanca.
“Escucho la voz de ´alto, estás detenido´ y luego veo a tres efectivos que estaban golpeando a un bulto con una campera celeste, que era la que yo le había prestado a Santiago el día anterior, y después lo meten en una camioneta, que se fue por la ruta 40 rumbo a Esquel”, contó Santana a medios periodísticos al salir del juzgado.
El miembro de la comunidad mapuche ya había brindado su testimonio a la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin), pero ahora aportó su versión de los hechos a la causa de manera oficial.
“Cuando ellos (por los gendarmes) se fueron de la comunidad, nos damos cuenta de que el único que faltaba era él. Yo lo vi con mi campera. Él alcanza a meterse al río, pero después se vuelve”, explicó.
Se trata de la primera vez en la que un testigo oficial ratifica ante la Justicia que Maldonado fue detenido por la Gendarmería el pasado primero de agosto.

Otro testigo.
De la misma manera lo hizo una mujer de apellido Pilquiman, quien aseguró que el joven estuvo en el corte de ruta desalojado por Gendarmería y explicó que antes de la protesta pudo charlar “a cara descubierta” con él.
Precisó que lo pudo identificar luego “por las fotos” que circularon en los medios: “No hay manera de equivocarme”, señaló.
Fuentes judiciales señalaron que el jueves pasado la Procuvin recibió el informe de inteligencia que un día después fue entregado a la fiscal Ávila.
Según trascendió, fue confeccionado por un agente de inteligencia de Policía Federal, en base a testimonios de efectivos de fuerzas de seguridad que afirman que Maldonado estaba en la protesta y que Gendarmería se lo llevó del lugar. El informe contendría detalles de la desaparición del joven platense.

Familiares.
La familia agradeció los testimonios y defendió la hipótesis de desaparición forzada. Luego de las declaraciones de los testigos, la familia de Santiago Maldonado agradeció el apoyo de la comunidad mapuche y destacaron que “está cada día más fortalecido en la causa” la idea de una desaparición forzada.
“Agradecemos a los miembros de la comunidad mapuche que fueron a declarar”, comenzó diciendo Sergio, el hermano del joven desaparecido, durante una conferencia de prensa a la que convocó el martes.
La familia de Maldonado le pidió al presidente Mauricio Macri que “mire un poco, que no mire solamente dos canales, que hay más canales para informarse” sobre el caso.
En este sentido, Sergio explicó que hay medios periodísticos “que por ahí hieren y tiran cosas falsas, quizás sin darse cuenta o a propósito, como cuando hablan de la aparición de un cadáver”.

ONU.
La Oficina Regional para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) manifestó ayer su preocupación por la falta de progreso en la investigación y búsqueda del joven de 28 años.
En tal sentido, la oficina regional de la ONU reclamó a las “autoridades pertinentes a realizar la investigación apegándose a los estándares internacionales en materia de derechos humanos, en particular a la Convención para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas”.
Amerigo Incalcaterra, representante para América del Sur del Acnudh, indicó que “la Convención establece claros parámetros para llevar una investigación sobre este tipo de hechos” y “en especial cuando hay posibles señalamientos de la participación de la fuerza pública”.
El organismo internacional reiteró su voluntad de “prestar la asesoría técnica que los familiares y el gobierno argentino acordaron el 29 de Agosto”. (NA)