“Tiene la mirada de los ricos”

REPRESENTANTES DE LAS CARNICERIAS CRITICARON A ETCHEVEHERE

Dirigentes y empresarios de las carnicerías criticaron ayer los dichos del presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luis Miguel Etchevehere, acerca de que “cruzando la General Paz, no se consume lomo”, al tiempo que el ruralista defendió su comentario al afirmar que eso “es un dato de la realidad”.
El vicepresidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la Capital Federal, Alberto Williams, consideró que lo de Etchevehere “es un exabrupto más a los que nos tiene acostumbrados”, en tanto que el empresario de la carne Alberto Samid espetó que el ruralista “es un pelotudo bárbaro” y que “tiene la mirada de los ricos”.
La polémica se desató el martes cuando Etchevehere en declaraciones radiales había defendido el precio de la carne, al asegurar que era más barato y nutritivo en relación a otros alimentos, y había afirmado que “saliendo de la General Paz, la gente no come lomo”.
Los dichos del ruralista se dan en un contexto de caída significativa en el consumo de los argentinos de carne vacuna, con un precio que oscila entre 90 y 120 pesos el kilo.

Williams.
Williams juzgó que el de Etchevehere “es un exabrupto más a los que nos tiene acostumbrados, creo que tiene un problema con el lomo, porque siempre mete la pata con el lomo; la vez pasada decía que se vendía el lomo afuera a mil pesos entonces, doña Rosa acá
lo tenía que pagar eso”.
Además, le aconsejó al dirigente agropecuario “que se cuide” con sus “expresiones” y que “no” diga “disparates”, al tiempo que le exigió al Gobierno que “tome medidas” para que baje el precio de la carne porque, “con la cuestión de que el mercado se regula solo”, muchos “aprovechan” y suben los valores.
“¿A quién no le va a gustar comer lomo? Yo me crié en el interior (del país) y el ‘sanguchito’ de lomo era sagrado”, completó.
Además dijo después que “el precio correcto” del kilo de lomo oscila entre “los 150 y los 180 pesos”.

Samid.
Más contundente, Samid opinó sobre Etchevehere: “Es un pelotudo bárbaro, tiene la mirada de los ricos”.
Recordó que “en el año 1900 teníamos 70 millones de cabezas de ganado, éramos muy poquitos 11 millones de argentinos y cuando los trabajadores de los frigoríficos ingleses pedían a los mismos ingleses que le vendan carne barata, los ingleses le dijeron ‘no ustedes no pueden comer carne, tienen que comer achuras'”.
“Y este (Etchevehere) lo mismo, quiere que nosotros comamos cogote y mandar todo para afuera. Es la misma historia del 1900. De ahí que nosotros comemos achuras, de la guachada que nos hicieron los ingleses que nosotros teníamos que comer las achuras y ellos
se tenían que llevar la carne, este piensa de la misma manera”, fustigó.
Samid también consideró que el precio de la carne en las carnicerías es “semirracional, no está muy lejos de lo que tiene que estar” mientras que “en los supermercados es imposible comprar”
porque “le aplican un 200 por ciento de ganancia”.

Etchevehere.
Por su parte, Etchevehere replicó los cuestionamientos y justificó sus palabras: “Es un dato de la realidad, es como decir que a uno le gusta el mate amargo y a otro el dulce, a uno le gusta
andar en camioneta, a otros en auto. No hay ningún juicio de valor en eso”.
“No sé por qué hubo tantas repercusiones porque simplemente describí una situación de la realidad, es un dato objetivo. Estábamos hablando de cómo hacer más eficiente la cadena del mercado de la carne. Incluso hablábamos que existen los lomeros, que es un señor que va a las carnicerías de campaña, compra los lomos que no son demandados en el interior y los lleva a las ciudades, que sí son demandados y tienen un precio más alto”, explicó el dirigente en
declaraciones a radio El Mundo.
De todas formas, Etchevehere aclaró que la discusión por el precio de ese corte “es otro tema” y adjudicó las “distorsiones” a “lo que hizo el Gobierno anterior”.
“La cuestión del precio es otro tema, es un problema de inflación y de que los precios relativos quedaron distorsionados por lo que hizo el Gobierno anterior. Además, sabemos que aumentando la producción, el precio de la carne va a bajar”, explicó. (DyN y NA)