Timerman denunció persecución del Grupo Clarín

El canciller Héctor Timerman acusó ayer al Grupo Clarín de una permanente "persecución" sobre su persona por haber denunciado al CEO de ese multimedios, Héctor Magnetto, de participar de la apropiación de Papel Prensa durante la última dictadura y remarcó que a Clarín "no le interesa la libertad de expresión, su ideología es la cuenta bancaria y eso es lo único que defiende".
Lo expresó durante una conferencia de prensa que ofreció en la Casa de Gobierno, en la que dejó en claro que participó el domingo en París de la marcha en solidaridad por el atentado terrorista a la revista Charlie Hebdo.
Timerman dijo que participó de la marcha como "un ciudadano común y no pide permiso a la Presidenta" (Cristina Fernández de Kirchner) y que lo hizo como "un ser humano que está en contra de ataques terroristas que sean cometidos en París o en Nigeria".
"Antes de ser canciller soy un ser humano y como tal me acerco a otros seres humanos en la condición que nos une y no tienen lugar para cargos, ni tratamiento especial y cuando uno se solidariza con alguien es estar con el pueblo", enfatizó.
Al ser consultado por qué la Presidenta no asistió a la marcha en París en homenaje a las víctimas asesinadas, Timerman respondió que no es "vocero de la Presidenta" y que tampoco tuvo contacto con ella desde que estuvo en China.
Relató que durante su visita en la Cancillería francesa, donde firmó el libro de condolencias, muchos diplomáticos de ese país europeo consideraron "un acto de acercamiento" y añadió que "Clarín actúa de mala fe y jamás llamó para consultar si había estado en la marcha".

Persecución.
Acotó que el diario tiene hacia él "una campaña de persecución" y que lo "agraden porque quieren destituir, denigrar y agraviar al gobierno nacional".
Acusó además a Clarín de cometer "una mentira de semejante calaña" sobre su presencia en Francia y aclaró que "quien cubrió la marcha en París no fue la periodista María Laura Vignolo, que se encontraba en un evento social en Punta del Este, tal como lo acreditan fotos que han publicado medios que se dedican a estos temas".
"(Clarín) No me perdona y nunca me va a perdonar haber sido uno de los que detalló la forma en que el diario de (Héctor) Magnetto se apropió de Papel Prensa durante la última dictadura militar quitándoselo a su verdadera dueña y el haber hecho esta denuncia. Mientras yo cargue con esa culpa de haber denunciado a Clarín, no me lo va a perdonar", aseguró.
"A Clarín no le interesa la libertad de expresión, su ideología es la cuenta bancaria y eso es lo único que defiende", concluyó.

Vergüenza.
Previo a las preguntas, Timerman leyó un texto titulado "Clarín da vergüenza; el domingo fui a la marcha", en el que señaló que "llama la atención que quien firma la nota, María Laura Avignolo, corresponsal de Clarín en París, no estaba en París, ya que se encontraba asistiendo a fiestas en Punta del Este tal como lo atestiguan los medios que cubren ese tipo de noticias", señaló el funcionario nacional en Casa de Gobierno.
En ese marco, Timerman desmintió que haya consultado a la Presidenta sobre la participación en la marcha de París. "Recién el domingo a la tarde le envié el comunicado de la Cancillería sobre el atentado en Nigeria. Tampoco en ese momento hablé con la Presidenta", recordó.
"Cuando aterricé en París de regreso de la República Popular China la embajadora argentina me avisó que la Cancillería francesa preguntó si deseaba firmar el libro de condolencias por los atentados de París. Por supuesto que fui como lo hubiese hecho con cualquier gobierno que atraviese una situación similar", continuó el canciller argentino.
Y agregó: "El domingo fui a la marcha. Participé, con un grupo de amigos y familiares, junto al pueblo francés, como muchas veces a lo largo de mi vida lo hice. Siempre a favor de la vida y la libertad. Jamás haciendo diferencias, todas las víctimas son víctimas. Preferí estar con el ciudadano común. Fue mi decisión. No me arrepiento". (Télam)