Timerman dijo que Argentina recuperará las islas en 20 años

El canciller Héctor Timerman auguró ayer que dentro de 20 años se reconocerá la soberanía argentina sobre las Malvinas y los isleños le respondieron que el país “tiene mejores chances de tener su bandera en la luna” que en las islas para ese entonces.

Diálogo.
El duro cruce tuvo lugar en medio de la visita de Timerman a Londres para reunirse con grupos europeos que respaldan un diálogo bilateral sobre la cuestión Malvinas, y luego de que el canciller se negara a participar de una reunión trilateral con su par británico, William Hague, y los isleños.
Durante una entrevista conjunta con los diarios británicos The Guardian y The Economist, Timerman fue consultado sobre la discusión en torno a la soberanía del archipiélago y afirmó: “No creo que tarde otros 20 años. Creo que el mundo está entendiendo cada vez más que éste es un tema de colonialismo”.
“No hay ni un sólo país en el mundo que apoye el derecho del Reino Unido a gobernar las Malvinas. Ni uno”, reiteró el canciller, antes de ser duramente replicado por los isleños, que el mes próximo llevarán a cabo un referéndum para ratificar su voluntad de seguir perteneciendo al Reino Unido.
En declaraciones radiales, Timerman sostuvo que ese referéndum “no tiene ningún valor legal, más allá del tema publicitario” porque “se le pregunta a los ciudadanos ingleses si quieren seguir siendo ingleses” y remarcó que “ya en el pasado las Naciones Unidas no ha reconocido referéndum similares”.

Twitter.
Vía Twitter, los isleños salieron al cruce de las declaraciones de Timerman a los diarios británicos y afirmaron que “la Argentina tiene más chances de tener su bandera en la luna en 20 años, que aquí en (Puerto) Stanley”(Puerto Argentino).
“Y teniendo en cuenta sus desastres económicos actuales algunos podrían argumentar que planificar 20 años por adelantado es demasiado optimista”, agregaron en un segundo tuit, acompañado por el subtítulo (o hashtag) “#CómoEstáTuInflación”.
La respuesta a Timerman en la popular red social fue escrita a través de una cuenta llamada “Falkland Islands”, descripta como un “apoyo al derecho a la autodeterminación” de los isleños.
Timerman viajó a Gran Bretaña y ayer se reunió en el Parlamento con representantes del Grupo Multipartidario Reino Unido-Argentina, creado para desarrollar las relaciones entre los dos países, donde estuvo acompañado por los presidentes de la comisiones de Relaciones Exteriores del Congreso, Daniel Filmus y Guillermo Carmona.
Allí afirmó que “el referéndum de autodeterminación no se aplica a las Malvinas” porque “no es una población colonizada, es un territorio colonizado”, según consignó la agencia internacional AFP.
A la salida del encuentro, el canciller sostuvo que “la reunión fue en un clima excelente y muestra que es posible un dialogo, muestra lo que la Argentina quiso traer como mensaje, que a través del diálogo se comprenden la situaciones y atraviesan las diferencias”.
“No importa si hay diferencias sobre el resultado final, lo importante es que estamos de acuerdo en que haya un diálogo. Los parlamentarios ingleses además aceptaron la invitación a visitar la República Argentina”, agregó.

Discusión.
Por su parte, el presidente del Grupo Parlamentario, Robin Walker, sostuvo que “fue una discusión buena en general, una franca discusión respecto a la situación de la islas” pero remarcó que ellos ratificaron “la importancia del punto de vista de los isleños”.
En tanto, Timerman tiene previsto reunirse hoy con representantes de 18 grupos europeos que respaldan un diálogo entre Reino Unido y Argentina sobre la cuestión de las Malvinas, en la residencia de la embajadora, Alicia Castro.
Se prevé que el encuentro con estos grupos integrados por políticos, académicos, escritores y periodistas de países como España, Italia, Francia e incluso Reino Unido, culmine con la firma de una declaración y una rueda de prensa.
La reunión entre Timerman y su par británico permanece en suspenso desde que Hague rechazara la petición del ministro argentino de mantener una reunión a solas y condicionara el encuentro a la presencia de representantes de los isleños.
El canciller lamentó no haberse reunido con Hague pero indicó que “se le cursó una invitación a la Argentina para que observe como se respeta en el país la democracia, los derechos humanos y la diversidad de opiniones”.
“No le imponemos condiciones sobre con quien debe reunirse y con quien no”, concluyó. (Télam)