Todavía no consiguen liberar a la ballena varada en Mar del Tuyú

Equipos de Prefectura, Defensa Civil y de la Fundación Mundo Marino continúan hoy intentando salvar a la ballena que desde ayer sigue encallada en la playa de Mar del Tuyú, en la costa bonaerense.
Ni la pleamar de la tarde de ayer ni la de esta mañana fueron lo suficientemente altas como para que el cetáceo pudiera volver a flotar por su cuenta, por lo que la Prefectura intentará hoy una maniobra audaz: remolcar a la ballena con un buque guardacosta que ya se encuentra en la zona. Tampoco será sencillo, dado que las condiciones meteorológicas no permiten, de momento, el acercamiento.
Según los especialistas en el lugar, la ballena mide entre 12 y 14 metros, y pesa una 10 toneladas.
“Uno de sus coletazos, muy simpáticos para los turistas, puede ser riesgoso para el personal que está trabajando para ayudarla”, explicó a TN el prefecto Fernando Balmaceda, a cargo del operativo.
Karina Álvarez, bióloga de la fundación Mundo Marino, sostuvo en diálogo con Télam que “lamentablemente el clima no está ayudando a que podamos restituir esta ballena al mar, ya que existe en la zona mucha sudestada y es imposible trabajar con estas condiciones climáticas”.
“Esta mañana el pico de marea había logrado que la ballena pase la canaleta y el segundo banco de arena”, relató la bióloga, “pero cuando eso sucedió cayó en una zona plana y volvió a la primer rompiente, como se encontraba en un principio”.
Álvarez contó que trabajan en el lugar desde ayer a las 11 de la mañana unas 50 personas entre personal de la Prefectura Naval, Defensa Civil, Guardavidas del Partido de la Costa, vecinos y personal de Mundo Marino.
Con respecto a la salud del animal, la especialista manifestó que “ya está siendo algo complicada y está en situación de riesgo, debido a que parte de su cuerpo se encuentra en la arena y se está lastimando poco a poco, afectando muchos de su órganos vitales, que se encuentran compactados”.
Para las 18 de hoy se espera una nueva pleamar, pero, explicó la bióloga, “debido a que ya no hay luz natural en la playa será muy difícil trabajar para poder salvarla”.
Para finalizar puntualizó que “ya lleva más de 28 horas de estar varada, por lo que nos comienza a preocupar su estado físico y más teniendo en cuanta que no ayuda la marea alta ni el viento para que pueda pasar los bancos de arena que la atraparon”.
Esta ballena es un ejemplar de megaptera novaeangliae -o ballena jorobada-, que no suele acercarse tanto a la costa aunque, al desorientarse, pueden vararse en lugares inusuales, como en este caso, a tres cuadras del Palacio Municipal de Mar del Tuyú. Otra de la misma especie, el año pasado, acabó nadando en pleno Puerto Madero porteño. (Télam)

Compartir