Trabajadores despedidos de Pepsico marcharán el martes

PARA RECLAMAR SU REINCORPORACION A LA EMPRESA

Héctor Daer, de la CGT, señaló que “en el Gobierno anterior estas cosas no sucedían” porque “había un rol del Estado”, al tiempo que resaltó que “no da lo mismo que gane uno u otro en estas elecciones”.
Trabajadores despedidos de Pepsico y diversos gremios convocaron ayer a una “jornada nacional de lucha” para el próximo martes, cuando marcharán desde el Obelisco hasta el Ministerio de Trabajo, para reclamar su reincorporación a la empresa.
La movilización fue convocada para las 18 en el Obelisco, desde donde marcharán a la sede del Ministerio de Trabajo ubicada en la avenida Callao al 100 para “exigir la reincorporación de los trabajadores de Pepsico y contra los despidos en todo el país y la represión”.
Así lo informaron los trabajadores a través de un comunicado, luego de reunirse ayer en el hotel Bauen para analizar los pasos a seguir tras el violento desalojo que el último jueves llevó a cabo el Gobierno en la planta que la empresa alimenticia ubicada en Florida, Vicente López.
Del plenario participaron unos cincuenta trabajadores de esa firma junto a representantes de la CTA, Ctera, ATE, Foetra, metrodelegados, judiciales, Sutna, AGD, Ademys, Suteba y comisiones internas de Kraft Victoria, Unilever, Línea 60 y Felfort, entre otros, y dirigentes y diputados.
A la reunión también asistieron, según se informó, “muchos obreros que fueron obligados a arreglar con la empresa y decidieron volver a la lucha por sus puestos de trabajo, luego de denunciar la extorsión a la que fueron sometidos”.
“Luego del desalojo violento recibimos una solidaridad inmensa. Creemos que esto se debe a que millones de trabajadores vieron que es posible plantarse contra los grandes monopolios y el Gobierno de (Mauricio) Macri que los apoya”, expresó el delegado de la comisión interna de Pepsico, Camilo Mones.

Lock out.
Además, Mones acusó al Presidente y a los ministros de Seguridad de la Nación y de la provincia de Buenos Aires, Patricia Bullrich y Cristian Ritondo, de “mentir cuando dicen que la empresa hizo todo legalmente”.
“Ellos hicieron lock out, cerraron de un día para el otro y llamaron a cada compañero a que vaya solo, sin poder ir siquiera con un abogado para hacer un acuerdo voluntario . ¿Cómo va a ser voluntario un acuerdo con esas condiciones?”, agregó.
Mones remarcó que “dos horas después de la represión, la Sala 6 de la Cámara del Trabajo dispuso que los despidos eran ilegales y que los trabajadores debían ser reinstalados, esto demuestra que los ilegales eran ellos y que la represión fue una decisión política del Gobierno de Macri”.
“Ahora exigimos que se cumpla con la sentencia y seamos reinstalados. Queremos ahora ver a Macri, que dice tener tanto apego a la ley, cómo hace cumplir el fallo”, subrayó el delegado.

Héctor Daer.
El secretario general de la CGT Héctor Daer se refirió ayer a la situación de la empresa
Pepsico y señaló que “en el Gobierno anterior estas cosas no sucedían” porque “había un rol del Estado”, al tiempo que resaltó que “no da lo mismo que gane uno u otro en estas elecciones”.
“Uno puede tener muchas diferencias con el Gobierno anterior, pero no sucedían estas cosas. No cerraban las plantas porque se llamaba a las empresas, se buscaba la forma en que siguieran funcionando, había un rol del Estado en ese sentido”, sostuvo el referente sindical en alusión al caso de la firma alimenticia.
En diálogo con Radio 10, el titular de la Federación Argentina de Trabajadores de la Sanidad de Argentina (Fatsa) llamó a “cambiarle el rumbo” al Gobierno. (Df.NA)