Tragedia en Mendoza

Un niño de seis años murió y una beba sufrió heridas graves, con pérdida de masa encefálica, cuando fueron baleados en forma accidental por un hermano de ambos que manipulaba con un arma en su casa de Las Heras, en Mendoza.
Fuentes policiales señalaron que el incidente ocurrió ayer al mediodía cuando los tres niños habían quedado solos en la casa por unos instantes, mientras la madre salió a buscar a otro de sus hijos que estaba en el jardín de infantes y el padre trabajaba en una escuela.
En ese lapso el mayor de los hermanos, un niño de diez años, tomó una pistola Bersa calibre 9 milímetros que encontró en la casa y accidentalmente la accionó contra los otros niños.
Los vecinos del barrio Santa Teresita dijeron a la prensa que vieron salir al niño con su hermana de siete meses ensangrentada en brazos para pedir ayuda, lo que dio intervención a la policía y a los servicios de emergencia.
Según un reporte del ministerio de Seguridad provincial el disparo del arma impactó en el pecho del niño de seis años y en la cabeza de la beba.
Fuentes médicas señalaron que la situación de la niña es grave porque la bala no había salido de su cabeza y evaluaban si era posible operarla. (DyN)