Inicio El Pais Tras la salida de Rubinstein, renunció la directora de Salud Sexual y...

Tras la salida de Rubinstein, renunció la directora de Salud Sexual y Reproductiva

La directora de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, Silvia Oizerovich, presentó este domingo su renuncia y afirmó que «era necesaria la actualización del protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo (ILE)”.

«Con tristeza y sosteniendo el profundo compromiso con la salud pública, presento hoy mi renuncia, a ser efectiva el lunes 25 de noviembre del corriente año», comienza la carta dirigida a Adolfo Rubinstein, ex titular de la Secretaría de Gobierno de Salud, quien también había presentado a Mauricio Macri su renuncia «indeclinable» el viernes pasado, tras la derogación de ese protocolo.

Rubinstein argumentó que «a diferencia del protocolo de 2015, la resolución que fue derogada le daba a esa actualización la entidad jurídica y normativa que varias provincias argentinas reclamaban para reforzar las acciones necesarias del equipo de salud para realizar la ILE en las personas gestantes, incluidas las niñas adolescentes en condiciones seguras y con los mejores estándares de calidad».

En ese sentido, Oizerovich señaló que «era absolutamente claro para todos la necesidad de los profesionales de la salud de un protocolo actualizado para garantizar la atención de las personas en situación de tener que interrumpir un embarazo, de acuerdo con nuestro Código Penal y Civil y Comercial y también con los Tratados Internacionales que nuestra Constitución ha incorporado».

«Era necesaria la actualización del protocolo y también que se refrendara con una resolución ministerial, como tantas veces nos lo pidieron las provincias», afirmó la funcionaria. Dirigiéndose a Rubinstein, Oizerovich apuntó que acompaña, respeta y valora su decisión de renunciar.

«Como vos, tengo la firme convicción de que los derechos de las mujeres, niñas, adolescentes y otras personas con capacidad de gestar, así como todas las personas LGBTITQ+, deben ser siempre progresivos», concluyó. (Télam)