Tras fuerte debate interno, el campo levantó el paro

La suspensión de la medida de fuerza implica la normalización de la comercialización de granos con destino a exportación. La reunión con funcionarios nacionales sería el mismo miércoles.
Tras un extenso y duro debate interno, las cuatro entidades del campo resolvieron suspender desde mañana el paro agropecuario, pero advirtieron que continuarán en “estado de alerta y movilización” a la espera de las propuestas que formule el Gobierno para destrabar el conflicto que ya lleva casi 70 días, con eje en las retenciones.
Ahora se espera que hoy los ruralistas reciban un llamado del jefe de Gabinete, Alberto Fernández, para retomar formalmente el diálogo desde mañana, indicaron ayer por la noche fuentes oficiales a Noticias Argentinas. Luego de una reunión de más de cinco horas a puertas cerradas, los presidentes de las entidades que forman la comisión de enlace acordaron volver a comercializar granos desde mañana, como un gesto para retomar las negociaciones con el Gobierno.

Comunicado.
La suspensión del paro implica la normalización de la comercialización de granos con destino a exportación, de acuerdo con lo explicado por el titular de CRA, Mario Llambías.
La posición de las entidades reunidas en la Mesa de Enlace quedó expresada en un breve comunicado titulado “El campo quiere soluciones”, en el que señalan que “a partir de las 0 horas del miércoles 21 de mayo próximo, suspendemos las restricciones comerciales a las que convocamos en su momento, manteniendo el estado de alerta y movilización”. “Esperamos que esta acción genere la contrapartida del gobierno en el inmediato llamado a resolver en un clima de concordia y pacificación, el arribo a las soluciones concretas que miles de productores de todo el país necesitan”, añaden en el documento.

Convocatoria.
La decisión de los dirigentes del agro es una respuesta a la convocatoria al diálogo que formuló la semana pasada la presidenta Cristina Kirchner, lo que fue refrendado por distintas cámaras de la industria y la banca y hasta la propia Iglesia que se propuso como mediadora en un conflicto que no sólo afectó al campo sino a los mercados financieros y la economía en general.
Pese al anunciado levantamiento del paro, las cuatro entidades del campo ratificaron la marcha hacia el Monumento a la Bandera de Rosario para el próximo domingo 25 de mayo, en coincidencia con el acto montado por el Gobierno en Salta.
Además, advirtieron al Gobierno que no tolerarán “más manoseos” y señalaron que es indispensable “analizar la situación generada por las retenciones móviles que fueron el detonante de la protesta”.

Buzzi.
“Esperemos que el Gobierno no defraude otra vez”, afirmó tras la extensa reunión el titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi. El dirigente afirmó que “la racionalidad siempre fue de los productores: mantenernos en ese lugar es dejar la pelota del lado del Gobierno” y agregó que “este levantamiento fue consultado con las bases en todo el país”. “Es necesario habilitar una instancia de diálogo y esperemos que el Gobierno no defraude y encontremos soluciones”, agregó el titular de FAA.
Por su parte, el titular de la Sociedad Rural, Luciano Miguens, sostuvo: “la decisión es la acertada, después de 60 días volvemos a ese diálogo como gesto porque el país lo necesita”.
“Estamos esperando negociar con el Gobierno y cuanto antes soluciones concretas. Esperemos tener buenos resultados”, consideró Fernando Gioino, de Coninagro.

Entre Ríos.
Pese al levantamiento de la medida, los ruralistas de Entre Ríos advirtieron que recién lo harán una vez que se realicen las asambleas, según indicó Atilio De Angeli, de la Federación Agraria de esa provincia y hemano de Alfredo.
Mientras las cuatro organizaciones nacionales del campo analizaban la continuidad del paro, Carbap -entidad que agrupa a productores bonaerenses y de La Pampa- emitió también un comunicado para convocar al acto del 25 de mayo en Rosario y en el que aseguró que desde el Gobierno “no ha existido un llamado formal al diálogo”. Carbap señaló que “las entidades sectoriales siempre han estado dispuestas a transitar el camino del diálogo. Un diálogo fructífero, sin condicionamientos, habituales en muchas negociaciones”. (NA y DyN)

En La Pampa alguna autocrítica y muchas quejas
Los ateneos juveniles de las entidades agropecuarias realizaron un acto en Santa Rosa, en pleno centro. Hubo delegaciones de Río Negro y otros puntos del país. Entregaron un petitorio al gobernador.
Alrededor de 300 personas participaron del mitin que comenzó poco antes del mediodía de ayer, frente a la Municipalidad capitalina, el que tuvo como orador principal al vicepresidente segundo de Federación Agraria Argentina, Ulises Forte.
Luego de las exposiciones de los anfitriones, incluido un hijo de Forte, la productora bonaerense y ex vicepresidenta de Carbap, Analía Quiroga habló del “error” de su parte, y los de su generación, de creer que “la patria se hacía sola, que las instituciones se construían solas, que formar parte de la política partidaria era malo”.
Dirigiéndose a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, la ruralista dijo que el país “está preparado para producir alimentos para 400 millones de habitantes, pero antes debemos ver cómo vamos a terminar con esos jóvenes que hoy podrían tener dignidad, que se la están negando, y que se encolumnan detrás de un movimiento piquetero de desocupados cuando en este país hay tantas cosas para hacer”.
También aludió a las “divisiones” y “rencores” que acompañaron a los argentinos. “Si hay algo que tenemos que tirar a la basura es el rencor, no sirve, sí sirve el disenso; debemos limar las profundas asperezas, porque nos ha dolido cuando alguien desde la ignorancia nos trató de golpistas, oligarcas o piqueteros de la abundancia”, expresó la productora de Pellegrini.
Por su parte, Ulises Forte, insistió en su denuncia de los capitales internacionales, de la “timba financiera”, que concentra la propiedad de la tierra y su explotación.
Resaltó el significado simbólico del acto en la plaza central de la capital pampeana, la misma que a comienzos de año concentró a multitudes que manifestaba en contra del entonces intendente Tierno. “Los santarroseños se pusieron de pie y sacaron a patadas en el culo a los fachos que querían someterlos”.
Forte también le pidió disculpas al gobernador Oscar Mario Jorge, a quien entre otras descalificaciones lo trató de “cagón” por no haber recibido a la dirigencia del campo pampeana. “Se nos fue la mano, no quisimos ofender a la investidura de un gobernador”, reconoció, pero luego volvió a cuestionarlo por ese encuentro frustrado.
“No vamos a caer en la trampa de hablar de productos y no hablar de productores, porque estamos convencidos que 150 millones de toneladas son posibles, que 70 millones de vacas son posibles, que somos capaces de producir leche para la Argentina y el mundo, lo mismo el trigo, la manzana y la frutilla, pero estamos convencidos de que no se hace esto con 300 empresas de la patria financiera, esto se hace con un millón de chacareros”, sostuvo el vicepresidente segundo de FAA.
Concluido el acto, los jóvenes agropecuarios marcharon hacia la Casa de Gobierno, donde dejaron un petitorio al mandatario pampeano, pidiéndole que se involucre en defensa del campo.