Tras las críticas, Macri interrumpió sus vacaciones

LOS EVACUADOS EN EL LITORAL YA SUPERAN LAS 20.000 PERSONAS

Seis provincias, entre ellas Entre Ríos, Corrientes y Chaco, están afectadas por las subidas de los ríos Paraná, Uruguay y Paraguay. El primer mandatario canceló su descanso en el sur argentino y viajará a Concordia.
El presidente Mauricio Macri viajará hoy a Entre Ríos para encabezar una reunión del Comité de Crisis, que se encuentra trabajando en el marco de las inundaciones que afectan a una gran parte del Litoral argentino, según infirmó el gobierno a través de un comunicado oficial.
Macri, quien se encuentra en Villa La Angostura junto a su familia, arribará a Concordia antes del mediodía y se reunirá con el gobernador Gustavo Bordet y el intendente local Enrique Cresto.
Cerca de 20.000 personas permanecen evacuadas en distintas provincias del Litoral tras las inundaciones causadas por las crecidas de los ríos Paraná, Uruguay y Paraguay, que ya comenzaron a estabilizarse.
El jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro de Interior, Rogelio Frigerio; y otros funcionarios del gobierno nacional recorrieron las provincias afectadas y analizaron la situación junto a gobernadores y autoridades locales.
El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, indicó que las inundaciones en el Litoral "apuntan a ser de las más complicadas de la historia" y afirmó que "si se logra pasar este fin de semana sin lluvias empezaremos la semana más tranquilos".
El funcionario recorrió el sur de Entre Ríos y viajó a Chaco para participar de una reunión del Comité de Emergencia, que trabaja con la prioridad de ayudar a las casi 20.000 personas que permanecen evacuadas en las provincias afectadas.
"Esta creciente apunta a ser una de las más complicadas de la historia", aseguró el funcionario y dijo que las inundaciones generan inconvenientes en Concordia, Colón, Concepción del Uruguay, Goya y en algunos pueblos de Chaco, Formosa, Misiones y Santa Fe.

Situación estabilizada.
En tanto, el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, afirmó que "la situación está estabilizada" con el río Uruguay, que dejó de crecer gracias al buen clima por lo que "no se están evacuando más viviendas" en la localidad de Concordia, la más afectada de la provincia con más de 10.000 habitantes desplazados por las inundaciones.
"El río dejó de crecer, y si bien hay un ingreso de mucho caudal a Salto Grande, es absorbido por la represa, por lo que aguas abajo no se están evacuando más viviendas", añadió en declaraciones a radio Delta.
El jefe de Gabinete, Marcos Peña, sobrevoló en la provincia de Corrientes zonas afectadas por la crecida del río Paraná junto al gobernador Ricardo Colombi y anunció la llegada de ayuda inmediata para paliar el carácter social de la emergencia en el marco de una coordinación de trabajos por parte del Ministerio del Interior.
"Ya está en camino la ayuda social desde el Ministerio de Desarrollo Social, con distintos materiales y cuestiones que hacen a paliar estrictamente el impacto social", dijo Peña en Goya, la ciudad más afectada por la creciente en Corrientes.
"Hemos recibidos las carpetas de los intendentes con las preocupaciones puntuales de cada uno de los municipios y eso se irá trabajando en la coordinación con la Gobernación y a través del ministerio del Interior", confirmó Peña.

Graves problemas.
El gobernador de Corrientes, Ricardo Colombi, informó que hay unas 8.000 personas evacuadas y autoevacuadas en esa provincia por las crecidas de los ríos Paraná y Uruguay, y manifestó que "el problema mayor será el día después que bajen las aguas, porque la gente tiene que volver a sus casas".
"Tenemos dos problemas: uno es la creciente de los ríos Paraná y Uruguay, y otro es el problema de los 12 ríos internos de la provincia que también han crecido e impide que el desagüe sea normal", comentó el mandatario provincial.
"Hay que ver lo que se viene, porque según los pronósticos tendríamos tres meses más de lluvia, por lo menos hasta que termine el verano que recién comienza", dijo.
"El pico es hasta el 5 o 6 de enero y después lluvias fuertes pero más esporádicas hasta que finalice el verano", concluyó. (Télam)