“Un alivio dentro de la desgracia”

ORGANISMOS DE DERECHOS HUMANOS VIAJARON A ESQUEL PARA RESPALDAR A LA FAMILIA DE SANTIAGO MALDONADO

“El cambio de carátula fue un alivio dentro de la desgracia”, reflexionó ayer Sergio Maldonado, hermano de Santiago, sobre la decisión de la fiscal Silvina Avila de finalmente investigar la “desaparición forzada” del joven desaparecido hace 24 días tras la represión de la Gendarmería a la comunidad mapuche Pu Lof de Cushamen, informó ayer Página 12.
“La aparición con vida ya no es una frase, sino una necesidad de que de una vez por todas digan dónde está”, sentenció acompañado por la comitiva de referentes de los derechos humanos y del sindicalismo que viajaron a Esquel a respaldar a la familia. La comitiva intentó reunirse entre el jueves y ayer con la fiscal Avila y el juez federal Guido Otranto, pero ninguno de los funcionarios respondió.
Desde la oficina de Otranto dijeron que estaba fuera de la ciudad y en la de Avila, los organismos fueron recibidos por la secretaria de la fiscal.
“¿Saben dónde está, quién lo tiene?”, parafraseó Sergio la frase que Lita Boitano, titular de Familiares, dijo ante los funcionarios del Gobierno nacional días atrás. Y luego apeló a la “humanización” de algún gendarme “bueno” para que diga dónde está Santiago.

Sergio.
“Con el cambio de carátula estuve contento un rato, pero cuando te vas a dormir, caes en la cuente de que todo sigue igual y Santiago no aparece. Que aparezca cuánto antes, porque hay mucha gente que lo está esperando y no es justo que estemos sufriendo tanto”, lamentó. Además de los días sin su hermano, Sergio también tuvo que lamentar la información basura que lanzaron funcionarios de Cambiemos, periodistas y medios dominantes para desviar la investigación.
A su lado, además de Boitano, estaban Tati Almeyda, de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora; Buscarita Roa, de Abuelas de Plaza de Mayo; Charly Pisoni, de Hijos; y los referentes sindicales Roberto Baradel y Daniel Catalano. “Estamos muy dolidos de tener que estar gritando aparición con vida de Santiago durante un gobierno constitucional”, señaló Tati, que recordó también a Julio López, y pidió que “se haga justicia, que se saque la venda la señora justicia y actué como corresponde”.

Carátula.
La causa bajo la carátula de “desaparición forzada”, que tiene como querellante a la familia de Santiago, a cargo de la fiscal Ávila aún permanecerá en secreto de sumario por diez días, mientras se desarrollan los peritajes sobre los elementos secuestrados en los tres allanamientos tardíos sobre los escuadrones de la Gendarmería y los elementos personales de Santiago hallados a orillas del río Chubut.
“Santiago en esta foto, como varón, es como la cara de cada uno de nuestros hijos. Santiago es un cacho más de nosotros, de los 40 años de lucha; él, todos los desparecidos y Julio (López)”, dijo Lita Boitano en la conferencia de prensa que cerró la visita de los organismos a Esquel, donde se reunieron con el defensor oficial Fernando Machado y amigos de Santiago.

Gendarmería.
“Para nosotros la Gendarmería es responsable”, insistió Lita en la conferencia de prensa y recordó otro fragmento de la tensa reunión que mantuvieron con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich; el ministro de Justicia, Germán Garavano; y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj.

Terrible fallido de Bullrich
La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, cometió ayer un brutal error que demostró que el Gobierno nacional no quiere buscar a Santiago Maldonado, el joven desaparecido el 1 de agosto en Chubut.
“Se quieren plantear bandos. El bando de los que quieren encontrar a Maldonado y el bando de los que no queremos encontrar a Maldonado”, afirmó Bullrich en una entrevista por Todo Noticias (TN).
Se trata de un nuevo agravio de Bullrich por la causa Maldonado. Antes había dado a conocer el nombre de un testigo protegido por la desaparición y había dicho que “no hay indicios” de que Gendarmería este involucrado en la desaparición del joven, pese a que se conoció un video de la brutal represión de la fuerza de seguridad.
Maldonado desapareció el 1 de agosto en Chubut, luego de que la Gendarmería reprimió a los Mapuches. Luego de un rastrillaje, las fuerzas de seguridad encontraron un collar de Maldonado en la vera del Río Chubut, donde se lo vio por última vez.
Por su parte, el dirigente alfonsinista Leopoldo Moreau, opinó sobre la decisión de la Justicia de cambiar la carátula de Santiago Maldonado a “desaparición forzosa”.
“La ministra Patricia Bulrrich, confirmó ante los senadores que ‘no voy a tirar un gendarme por la ventana y me la banco’. Ahí se muestra un pacto entre ella y los gendarmes. Lo que está diciendo es que va a ‘bancar’ la impunidad de los gendarmes”, dijo el dirigente radical en diálogo con el ‘Chino’ Martínez Zemborain, en radio Caput.
En ese sentido, Moreau señaló que el cambio de carátula es “un golpe en el mentón del gobierno”.