Inicio El Pais Un árbitro fue detenido por grooming

Un árbitro fue detenido por grooming

BUSTOS ESTUVO DETENIDO POR "PROMOCION A LA CORRUPCION DE MENORES" EN INDEPENDIENTE

Según revelaron fuentes judiciales, el árbitro Martín Bustos fue aprehendido ayer, tras haber sido liberado por una causa de presunto abuso de menores, cuando había pactado a través de Instagram un encuentro con el futbolista juvenil de 13 años, que ya había dado conocimiento al Departamento de Psicología y la dirigencia de la «Lepra», que dio aviso a la Justicia. Sebastián Carranza, vocero de la fiscalía de Rosario, reveló que Bustos «no se manejaba con su nombre real ni tampoco ficticio, sino por su nombre de pila». «Había alquilado un departamento por unos días, en la zona del macrocentro de la ciudad de Rosario, se había pactado el encuentro en ese lugar para no alertarlo y fue detenido», explicó, sin dar demasiado detalle.
Según explicaron las fuentes consultadas, los especialistas decidieron «seguir el juego» de Bustos, que intentó avanzar en la situación y llegar a ver cara a cara a los jugadores que viven en la pensión del club rosarino, hasta concretar su detención.

Causa previa.
Bustos fue detenido en marzo de 2018 acusado de formar parte de una banda que promovía el abuso de menores, donde él captaba chicos en las redes sociales, principalmente del club Independiente. En septiembre pasado, quedó liberado luego de que la Sala I de Lomas de Zamora cambió la carátula de «abuso sexual de menores» a «promoción a la corrupción de menores». La Sala I entendió que existió consentimiento por parte de los jóvenes y como la pena mínima para esa clase de delito es de tres años, ordenó la excarcelación.
La Justicia se dispone a elevar el expediente a juicio oral con quince casos probados y seis personas procesadas, entre ellos Bustos. Además, están involucrados el relacionista público Leonardo Cohen Arazi, mencionado por uno de los jóvenes; el representante de jugadores Alberto Ponte; el administrador de consorcios Alberto Dal Cin, acusado por una víctima; el organizador de torneos amateurs Juan Díaz Vallone, también mencionado por un joven, y el empleado de comercio Silvio Fleytas, en la mira por reclutar y abusar de los futbolistas.

Revocatoria.
A partir de este hecho, la fiscal que investiga los casos de abusos de los jugadores de inferiores de Independiente pidió la revocatoria de la excarcelación del árbitro Martín Bustos, su inmediata detención y que quede a disposición conjunta con la reciente causa que surgió en la ciudad de Rosario. Según informaron fuentes judiciales, la fiscal María Soledad Garibaldi determinó ayer que Bustos, acusado en la Provincia de Buenos Aires por el delito de «promoción a la corrupción de menores», sea nuevamente detenido en la causa en la que se investigan los abusos sexuales ocurridos en el club Independiente.

Grooming.
La Comisión Directiva de Newell´s emitió ayer un comunicado en el que detalló que el miércoles pasado detectó una «amenaza de tipo grooming -o engaño pederasta- a través de redes sociales contra la integridad de algunos chicos de las divisiones inferiores de la institución». A través de la aplicación de los protocolos internos del club, se «desactivó en forma inmediata», porque «personal del departamento de psicología asisten a los chicos de las divisiones inferiores las 24 horas del día». (NA)

Imputan por abuso al ex obispo
El ex obispo de Orán, Gustavo Oscar Zanchetta -quien había sido trasladado por el Papa al Vaticano-, fue imputado por el delito de abuso sexual continuado agravado a dos seminaristas y la justicia resolvió además que el sacerdote no pueda salir del país y ordenó retener su pasaporte, informaron fuentes judiciales. Acompañado por su defensor oficial, Zanchetta se presentó ayer ante la fiscal penal Mónica Viazzi, interina en la Fiscalía Penal de Violencia Familiar y de Género de Orán, y se negó a declarar. Fuentes judiciales informaron que el obispo habría llegado el jueves al país desde Roma, a donde no podrá regresar hasta que se defina su situación judicial.
A pedido de la fiscal, el juez de Garantías 2, Claudio Parisi, resolvió imputar a Zanchetta por el delito de abuso sexual continuado agravado por ser cometido por un ministro de culto religioso reconocido a dos seminaristas cuando era obispo de Orán. Por los mismos delitos, el sacerdote también enfrenta una investigación canónica. La justicia ordenó también que el próximo 12 de junio el ex obispo sea sometido a una pericia psicológica y le impuso la obligación de fijar domicilio dentro del país y concurrir a todas las citaciones, y abstenerse de «acercarse a las víctimas o a su grupo familiar».