Un “besazo” en rechazo a detención

La detención de Mariana Solange Gómez el pasado martes por besar públicamente a su esposa Rocío Girat en la línea C de subte de la Ciudad causó conmoción y rechazo. Por tal motivo se convocó espontáneamente y se realizó el viernes un “Besazo” en solidaridad en la estación Constitución para repudiar el accionar violento de la policía porteña. Hubo réplicas en otros puntos del país, informó Diario Registrado.
“Te convoco seas hetero, gay, trans, etc. Tod@s repudiamos la detención de Mariana Solange Gómez”, decía el evento de facebook creado al tal fin. “Me detuvieron como si fuera una delincuente o una narcotraficante”, contó Mariana y agregó: “Fue un claro gesto de homofobia”.
Las víctimas acusaron que fueron golpeadas y recibieron maltrato verbal, los policías arrastraron a Mariana por el piso como puede verse en las imágenes y le doblaron un brazo. Además, la llamaron “pibe”.
Mariana contó que estaba junto a su pareja, Rocío Girat, besándose y fumando cuando llegó la policía y les dijo que no se podía fumar. Luego de que apagaron el cigarrillo, un efectivo le dobló el brazo para detenerla.
“Mariana se encontraba junto con su esposa en la estación de Constitución en Capital Federal besándose cuando fue interceptada por personal policial de la Policía de la Ciudad que bajo la excusa de que se encontraba fumando un cigarrillo (de tabaco e industrial) en un sector no autorizado la golpeó y la detuvo, en un claro ataque por su orientación sexual”, denunció la Agrupación Lgbti.