Un cartel alusivo a San Valentín en la fachada de la Casa Rosada generó cuestionamientos

La Casa Rosada amaneció el jueves con una enorme bandera colgada sobre su fachada alusiva al Día de los enamorados (San Valentín), iniciativa que generó numerosas reacciones en las redes sociales, tanto a favor como en contra.
Cada 14 de febrero se festeja en gran parte del mundo el Día de los Enamorados, en honor a un cura romano que luego fue santificado.
Si bien en las redes sociales hubo manifestaciones a favor del banner instalado en la Rosada, también hubo muchos usuarios que cuestionaron la medida, al señalar que no corresponde el festejo de San Valentín en un edificio público y recordaron que esa celebración es significativa en países del exterior, como los Estados Unidos, pero carece de tradición en la Argentina.
También hubo críticas por el gasto que implicó para el erario público el diseño, confección e instalación de la bandera en momentos en que el país atraviesa una crisis.
El banner muestra una pintura estilo renacentista de 1884 del pintor inglés Frank Dicksee donde se recrea la escena de Romeo y Julieta besándose en el balcón. (NA)