Un civil manejará los fondos

VIDAL LE QUITO LA ADMINISTRACION A LA BONAERENSE

El Gobierno bonaerense designará a Ignacio Greco como responsable del manejo de los fondos de la Policía provincial, que hasta ahora estaba en manos de un uniformado al frente de la Superintendencia de Coordinación Administrativa.
El anuncio se realizará hoy a las 12.00 a través de una conferencia de prensa que brindará el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, junto a Greco en el Salón de las Banderas de la sede del Ministerio provincial, donde se informarán detalles del traspaso del área administrativa policial a la Subsecretaría Administrativa de esta cartera, se indicó oficialmente.
“Se trata de un modelo de Policía donde la administración y el control estén en manos de civiles”, señaló el ministro Ritondo al confirmar que las funciones de la Superintendencia de Coordinación Administrativa quedarán a cargo de Greco, quien ya cumplió esa función con la Policía Metropolitana cuando Mauricio Macri era jefe de Gobierno porteño.
“El policía debe estar en la calle, y quienes sean policías de comando que trabajaban en administración va a retomar sus lugares en la calle porque es donde se los necesita”, añadió el ministro en declaraciones a la prensa, al precisar además que se priorizarán las tareas de prevención por parte de los uniformados.
El comisario Néstor Martín, el último encargado de la Superintendencia de Coordinación, pidió ser dado de baja tras ser denunciado por la Auditoría General de Asuntos Internos el Ministerio de Seguridad por irregularidades en su declaración jurada.
En esa declaración, Martín había expresado que poseía siete propiedades, un helicóptero experimental, más de dos millones de pesos en efectivo, 18.000 acciones de una cooperativa, y otros valores a nombre de su esposa.

Cambios.
Greco, futuro reemplazante de Néstor Martín y cuyo nombramiento se realizará el miércoles, se desempeña actualmente como subsecretario de Administración del Ministerio de Seguridad bonaerense, que absorberá las nuevas funciones.
La gobernadora María Eugenia Vidal y el ministro de Seguridad bonaerense decidieron, en este marco, que unos 200 efectivos policiales que en la actualidad desempeñan tareas administrativas sean reasignados al patrullaje para la prevención del delito en la provincia.
Estos efectivos se sumarán a los integrantes de fuerzas federales -Gendarmería, Policía Federal, Prefectura y policía de Seguridad Aeroportuaria-, que serán enviados a la provincia por parte de la Casa Rosada.
Las tropas enviadas por la Nación arribarán a las localidades de Quilmes, Avellaneda, Lomas de Zamora y Lanús y, de acuerdo a lo anunciado por el Gobierno bonaerense, serán adquiridos también 800 patrulleros y 1.000 motos.
Vidal había advertido días atrás que “hay sectores de la Policía que no entienden que vinimos a trabajar con otras reglas” y sostuvo: “Dentro de la Policía de la provincia hay una inmensa mayoría que quiere trabajar bien, a los que quieran convivir con el delito, les estamos dando señale claras de que no van a seguir siendo parte de la fuerza”. (NA)

Compartir