Un “favor” de Macri a Lewis

PROYECTO INMOBILIARIO: PRIVATIZACION EN EL BOLSON

En la ciudad rionegrina de El Bolsón avanza un proyecto inmobiliario que revela una trama de influencias que alcanza al propio Mauricio Macri. La Municipalidad local impulsa la adjudicación de 600 hectáreas para el loteo de tierras de una reserva natural al pie del cerro Perito Moreno para la construcción de una villa turística, rechazada por ambientalistas.
El proyecto Laderas no sólo prevé la deforestación de parte de esa superficie protegida sino que, al privatizar la zona, restringe la participación de la ciudadanía en la explotación turística. Un dato para entender el contrapunto: la compañía es de Joshep Lewis, el magnate británico que cerró el acceso a Lago Escondido y que es “amigo” declarado del presidente argentino, a quien alojó en su casa de Bariloche cuando Barack Obama visitó esa ciudad en marzo pasado.
Con cinco votos a favor y dos en contra, el Concejo Deliberante de El Bolsón aprobó el jueves el convenio entre la comuna y la empresa concesionaria del complejo invernal, que tendrá que adecuar ahora su plan de inversiones.

Lewis.
Detrás del proyecto Laderas está el operador inmobiliario Nicolás Van Ditmar, administrador de empresas del británico Lewis, un multimillonario que aparece en el ranking de Forbes como una de las 300 personas más ricas del mundo. Su fortuna es de alrededor de 5 mil millones de dólares, es uno de los dueños del club Tottenham y tiene activos en Pampa Holding, entre algunos grupos.
En marzo pasado, “Joe” alojó en su mansión patagónica al presidente Macri. El propio Van Ditmar dijo que el jefe de Estado “es un amigo de la familia Lewis desde hace 11 años y ha visitado la zona muchas veces, incluso antes de que fuera presidente y jefe de Gobierno de la Ciudad”. La amistad llega a tal punto que la ex vocera del multimillonario fue designada directora de Radio Nacional Neuquén, tal como lo publicó el diario Página/12 a finales de noviembre.

Problemas.
Los problemas por el proyecto en El Bolsón comenzaron luego de que la empresa Laderas adquiriera un predio de 600 hectáreas vecinas al Club Andino Piltriquitrón, con la idea de crear una villa turística. Lo hizo de una manera por la que fue cuestionada: ante la imposibilidad de adquirir tierras fiscales de una reserva natural para su loteo y explotación comercial, le compró a pobladores originarios la superficie que hacía poco tiempo les había cedido el Estado.
La adjudicación tuvo el aval de la Municipalidad y del Concejo Deliberante de El Bolsón pero en 2011 fue denunciada por la Asamblea en Defensa de la Tierra y el Agua con los argumentos de que el loteo no sólo daría pie a una deforestación prohibida por la legislación ambiental sino que la adjudicación había sido hecha solo con la presentación de un informe de impacto ambiental y sin la audiencia pública establecida para esos procedimientos.

Intendente.
El caso llegó al Superior Tribunal de Justicia provincial, que en 2013 suspendió la audiencia hasta tanto se resuelva la legalidad de esa convocatoria. El acuerdo entró en una calesita de anulaciones y ratificaciones, hasta que hace días el intendente Bruno Pogliano, de Juntos Somos Río Negro y aliado del gobernador Alberto Weretilneck, ratificó el loteo a pesar de que sigue vigente la decisión del máximo tribunal rionegrino.

Denuncias.
Pogliano es cuestionado tanto por los ambientalistas como por legisladores de la oposición. Los primeros lo denunciaron públicamente por haber sido uno de los contadores de Laderas. “Tenemos pruebas de que el domicilio de la empresa era el mismo que el del contador”, afirmó a este diario un integrante de la Asamblea en Defensa de la Tierra y el Agua que prefirió reservar su identidad ante la serie de hechos sospechosos que ocurrieron alrededor de esa organización: en abril del año pasado fue incendiado el Centro Comunitario de Mallín Ahogado.
La asamblea denuncia tanto el daño ambiental del proyecto de Lewis como el hecho de que su concreción dejaría a los habitantes de El Bolsón sin la posibilidad de participar de la explotación turística en la zona, por pasar a ser esta una propiedad privada. No es la primera vez que este empresario cierra accesos a un espacio. (Página/12)