Inicio El Pais Un nene de cinco años estuvo perdido 22 horas en el desierto...

Un nene de cinco años estuvo perdido 22 horas en el desierto sanjuanino

Un nene de cinco años estuvo 22 horas perdido en el desierto. A Benjamin le gusta huir de sus padres como un juego, hasta perderlos de vista. El domingo por la tarde cruzó un camino de tierra y se escondió entre los arbustos que son la puerta entrada al desierto en El Salado, en la provincia de San Juan, al pie de Los Andes.

La madre lo llamó, pero Benjamín corrió más rápido, hasta que se sintió perdido. El niño estuvo perdido algo más de 22 horas en el desierto, hasta que unos lugareños a lomo de mula lo encontraron en La Salina, a 21 kilómetros de sitio donde iniciara su travesura.

“Benjamín no toma dimensión de lo que pasó. Sus primeras palabras fueron ‘te extrañé mamá”, dice Victoria, su hermana mayor, según publicó El País. La desaparición de Benjamín movilizó a unas mil personas que se adentraron en el desierto a pie o en motos, cuatriciclos, todoterrenos, bicicletas y caballos. Fueron finalmente dos lugareños que conocían muy bien la zona en mula quienes dieron con el niño oculto bajo unos arbustos en una zona barrosa, intransitable para los vehículos a motor.

“Estaba durmiendo y se quedó sentado en la sombrita, abajo de un hume, que es un arbusto», dijo el rescatista al canal Telesol de San Juan. “Cuando nos vio, nos pidió agua y preguntó por su mamá. Lo abracé y le di un poquito de agua. Gritamos y llegaron todos. Estaba muy bien, tenía la carita llena de barro», contó.

El desierto sanjuanino es un lugar peligroso. De día se soportan temperaturas de hasta 40 grados y por la noche el termómetro desciende a cero. Hay serpientes y alacranes, y escasea, mucho, el agua. El pequeño estuvo un día ingresado en observación y el miércoles ya fue a la escuela. Su odisea apenas le dejó unos rasguños en su cara.