Un operativo de seguridad obstaculizó la manifestación

Un fuerte operativo de seguridad impidió ayer que manifestantes de organizaciones sociales encabezadas por Barrios de Pie realizaran una protesta con ollas populares frente al Centro Cultural Kirchner (CCK) para reclamar saber “de qué se trataban” las reformas que estaba presentando el presidente Mauricio Macri dentro del edificio.
Varios efectivos de la Gendarmería, Prefectura y Policía Federal se ubicaron en las inmediaciones del CCK y colocaron un fuerte vallado que impidió el tránsito en dos cuadras a la redonda.
Si bien al comienzo de la jornada la seguridad era reducida, con algunos uniformados instalados en los principales ingresos al lugar, pasadas las 12.30 se reforzó con llegada de nuevos efectivos. En ese mismo momento, el mandatario nacional daba inicio a su presentación frente a gobernadores, legisladores nacionales y referentes del sector empresario y sindical.
El objetivo de los movimientos sociales era realizar paralelamente una manifestación con ollas populares en la puerta del edificio para exigir ser parte del evento.
De la movilización participaron, además de Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa (CCC), la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y el Movimiento Evita, entre otros.

Vallado.
Las agrupaciones marchaban bajo los lemas “Sin Tierra, Techo y Trabajo, la reforma es contra los de abajo” y “Queremos saber de qué se trata”, para reclamar acceso y participación en las medidas que propuso el Gobierno.
Los manifestantes, que se habían concentrado cerca de las 11.30 en el Obelisco, no pudieron llegar hasta las puertas del CCK ya que fueron frenados por el vallado y los efectivos de seguridad.
Los militantes permanecieron allí hasta las 14:30, aproximadamente, cuando el discurso de Macri ya había terminado y los invitados comenzaban a retirarse.
“El Presidente habló de equidad social, de una verdadera salida de la pobreza y de la desigualdad. Pero deja afuera del diálogo y del debate a los sectores de la economía popular, el sector más afectado por las políticas económicas que llevaron adelante y que generaron inflación, tarifazo y desempleo”, se quejó Gildo Onorato, secretario de Políticas Sociales del Movimiento Evita.
El dirigente social consideró que “es necesario discutir una agenda que incluya los ejes de Tierra, Techo y Trabajo si es que quieren hablar en serio de reducir la desigualdad y la pobreza”. (NA)