Un verano más fresco y más lluvioso

EL FENOMENO METEOROLOGICO DEL NIÑO CONTINUARA HASTA FINALES DEL ESTIO

La meteoróloga Cindy Fernández, del Servicio Meteorológico Nacional, sostuvo que a partir de mañana las temperaturas serán inferiores a las habituales. Asimismo, indicó que las precipitaciones serán superiores en relación a período estival anterior.
La persistencia del fenómeno del Niño durante el verano regional, que comenzará mañana, determinará temperaturas inferiores a las habituales y precipitaciones superiores al promediar los tres meses de ocurrencia, informó la meteoróloga difusora Cindy Fernández, del Servicio Meteorológico Nacional.
“Los modelos indican casi con un 100 por ciento de certeza que ‘El Niño’ continúa hasta finales del verano”, dijo Fernández a Télam. “Cuando promediemos las temperaturas y precipitaciones al terminar febrero, esperamos que las temperaturas sean inferiores a las normales y las precipitaciones superiores” a la media, afirmó.
Fernández dijo que, “como estamos en un ‘Año Niño’, hay tendencia a (que ocurran) eventos diarios de precipitaciones localmente abundantes”, una marca del fenómeno climático que en los últimos diez días provocó hasta 130 milímetros de lluvia en varias localidades del noreste del país.
El verano será similar a lo que venía pronosticando el Servicio Meteorológico Nacional en los últimos días por lo que “en la región central del país habrá temperaturas levemente inferiores a las normales”.
Esa tendencia a la baja no se sentirá tanto en la costa de la provincia de Buenos Aires, pero sí en el resto del territorio bonaerense, La Pampa, el este de Mendoza, San Luis, Córdoba; el centro y sur de Santa Fe y Entre Ríos, donde las temperaturas serán levemente inferiores a las normales para la época.

Frente frío.
“Se juntan dos cosas: el fenómeno de ‘El Niño’ sigue permitiendo mayor cantidad de pasajes de frente frío y, además, todas estas regiones van a tener lluvias superiores a las normales, lo cual lleva a tener mayor cobertura nubosa, menos incidencia de sol en la superficie terrestre y por tanto menos calentamiento”, describió Fernández.
En cambio, en el extremo norte del país serán “levemente superiores a las normales, y en particular el noroeste es donde se esperan las temperaturas más elevadas, en Catamarca, La Rioja, Salta y Jujuy”.
A su vez, para las provincias de Santa Cruz y el oeste de Chubut, Río Negro y Neuquén, las temperaturas serán levemente superiores a las normales debido a que “las masas de aire cálido van a llegar a esta región”, indicó la meteoróloga.
Esta variedad de situaciones se deben a que, cuando hay un fenómeno del Niño, cambia la circulación del aire en algunos sectores del planeta, lo que produce cambios en los climas regionales.
De acuerdo a las previsiones “seguimos pronosticando para Misiones, Corrientes, Entre Ríos, norte de Buenos Aires y este de Santa Fe, Chaco y Formosa precipitaciones muy abundantes, aunque no tan extremas”, advirtió Fernández.

Alerta hidrológico.
La meteoróloga se refirió a que varias lluvias ocurridas en las últimas semanas superaron los 130 milímetros. “Estamos esperando que esas regiones tengan precipitaciones levemente superiores a las normales, aunque no tan extremas”, anticipó la meteoróloga.
En cuanto a las precipitaciones para el noroeste argentino y el extremo sur de la Patagonia, el Servicio Meteorológico pronosticó que serán “levemente inferiores a las normales”.
“Hasta finales del verano continuamos con un Niño fuerte, que podría extenderse” en el tiempo, refirió.
La perspectiva semanal de eventos meteorológicos de alto impacto, que abarca hasta el próximo 23, mantiene una alerta hidrológico en el río Paraná, tramo paraguayo-argentino, donde se observa un caudal alto sostenido.

Crecida.
En tanto, el presidente de la Administración del Agua, Francisco Zisuela, afirmó que “el gobierno provincial está preparado para afrontar la creciente de los ríos de la región con diversas tareas encaradas con municipios costeros” y cuando el Paraná alcanzó ayer los 7,20 metros con pronósticos que llegue hasta los 7,40 en los próximos dos días.
El funcionario dijo que por la suba del nivel de los ríos Paraguay y Paraná “son más de 2.500 las ciudadanos que permanecen aislados en la parte más alta de la Isla del Cerrito, cuya superficie de 11.604 hectáreas está cubierta en más del 99 por ciento cubierta por las aguas”. (Télam)