Una cárcel para extranjeros

PREOCUPACION POR CENTRO DE DETENCION PARA MIGRANTES

Amnistía Internacional expresó su “preocupación” por la creación de un centro de detención para personas migrantes, anunciada hace unos días por el Ministerio de Seguridad y la Dirección Nacional de Migraciones (DNM).
Se trata del centro de detención para el alojamiento de los extranjeros que, según se anunció, incumplan las leyes migratorias vigentes.
Amnistía Internacional expresó “preocupación” y advirtió “el impacto negativo de la detención relacionada con la migración sobre los derechos humanos como una forma de castigo o con fines disuasorios”.
“Cada año, millones de personas se ven en la necesidad de migrar en busca de mejores oportunidades. La pobreza, los bajos niveles de desarrollo, la violación de derechos humanos y la falta de Estado de derecho en diversas partes del mundo inciden para que miles de personas tengan que abandonar sus países de origen y desplazarse a través de fronteras internacionales”, recordó la organización humanitaria en un comunicado.
Además, expresó el “desaliento” por “la utilización rutinaria de la detención de personas extranjeras como herramienta para el ejercicio del control migratorio”.
“Toda persona, incluidos los migrantes y solicitantes de asilo, tiene derecho a la libertad y la libre circulación, y a protección frente a la detención y reclusión arbitrarias”, concluyó el pronunciamiento.

CELS.
Diego Morales, director del Area de Litigio y Defensa Legal del CELS, explicó que una ley argentina, aprobada en 2004 , reglamentada en 2010 y considerada modelo a nivel internacional, abandonó los criterios restrictivos de “combate” a la inmigración. La normativa sólo habilita la detención de los migrantes para situaciones muy puntuales y como última instancia, en caso de una orden judicial firme de expulsión del país y luego de que el Estado le otorgara al extranjero la posibilidad de regularizar su situación. (Télam y DyN)