Una deuda peligrosa

YA SUPERA LOS U$S 80.000 MILLONES

Si el 2016 fue un año movido para las finanzas del Gobierno nacional, el actual vislumbra un escenario de profundización donde el festival de colocaciones pareciera ir más allá. En los últimos tres meses la deuda en moneda extranjera superó los u$s 25 mil millones y elevó el total generado desde diciembre de 2015 por encima de los u$s 80 mil millones.
Economistas analizaron para el sitio web ámbito.com el actual escenario y los peligros de utilizar frenéticamente esta herramienta en tiempos de un mercado volátil.
La partición del ministerio de Economía y los cambios ocurridos a principios de enero tras la salida de Alfonso Prat Gay derivaron en la conversión del ex secretario Luis Caputo en ministro de Finanzas. Apenas 28 días después de su nombramiento, Nación, provincias y privados habían anunciado nueva deuda por u$s 11.142 millones, la cual a fines de febrero ascendía a u$s 24.141 millones. El monto es superior si se toma en cuenta las últimas colocaciones en marzo y abril, donde se encuentran u$s 4.260 millones en Letras y Bonos.
Los números se desprenden de un preliminar del informe que esta semana publicará el Observatorio de la Deuda Externa.
Arnaldo Bocco, director del organismo dependiente de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo, en diálogo con ámbito.com sostuvo que “el total de deuda en 14 meses asciende a u$s 80 mil millones y actualmente está superando los u$s 260 mil millones en total, por lo que representa más de la mitad del PBI”, incluyendo lo emitido para el pago a los “fondos buitres”.
Para Andrés Asiain, economista y director del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO), se trata de una “política deliberada cuyo objetivo a corto plazo, coyuntural, económico y electoral, es sostener el valor del dólar y generar un descenso relativo de la inflación”.