Una senadora dijo que la marcha contra Cristina fue de “señoras gordas”

El Senado debatía en la tarde de este miércoles el pedido de allanamiento a los domicilios de la ex presidenta Cristina Kirchner con algunos discursos explosivos por parte de oficialista y opositores y pedidos para que el juez Claudio Bonadio respete las “garantías” procesales.

No hubo inconvenientes para reunir el quórum necesario de 37 senadores para iniciar la sesión e incluso casi todos los integrantes del bloque Frente para la Victoria (FPV-PJ) bajaron al recinto en tiempo y forma para dar inicio a la sesión, mientras que Cristina Kirchner ingresó minutos después.

Entre los discursos más fuertes del debate se encontró el de la kirchnerista María Inés Pilatti Vergara, quien cuestionó “la forma en la que esta causa cayó en manos de Bonadio, como si estuvieran presentando un amparo”. Sostuvo que las personas que se manifestaron este martes contra Cristina Fernández son “señoras gordas”.

“Acá había que ir a sorteo y lo obviaron. Fue a manos de este juez que es conocido por la enemistad con la senadora Cristina Fernández de Kirchner, que está denunciado por la senadora y debería haberse inhibido”, señaló la senadora chaqueña.

Finalmente, en referencia a Cambiemos, agregó: “¿Ustedes creen que esto no se va a dar vuelta? ¿Que esta payasada de la que están siendo cómplices no les va a tocar a ustedes? Excavadoras, escaneos. ¿Sabés qué Bonadio? ¡Escaneate la cabeza!”.

En la vereda de enfrente, el oficialista Eduardo Costa disparó: “Yo nací en Santa Cruz. Durante 30 años el kirchnerismo gobernó mi provincia. Fueron por todo y se quedaron con todo”.

Al respecto, Costa hizo un repaso detallado de distintas obras de infraestructura para la provincia patagónica adjudicadas a la empresa Austral Construcciones, de Lázaro Báez, que se pagaron por millones de dólares pero “nunca se hicieron”.

“Se robaron una obra de cloaca para un barrio de Río Gallegos. Le dieron la obra a Lázaro Báez, la cobró y nunca la hizo. ¡Se la llevaron toda!”, expresó el senador, quien pronunció uno de los discursos más duros.

Condiciones .
En el medio de esas posturas quedó el Bloque Justicialista, que se centró en la justificación de su voto favorable al pedido del juez federal pero defendió los reclamos que hizo Cristina Kirchner, como que no se filtraran imágenes de los allanamientos y que hubiera senadores presentes en los operativos, designados por ella.

Antes de la votación, la inclusión de estos puntos en la resolución que finalmente se vote será motivo de debate: Cambiemos no quiere incluirlas, según expresó Laura Rodríguez Machado, y el kirchnerismo insistirá, mientras que los justicialistas intentarán arbitrar el conflicto.

“No son condicionamientos, son absolutamente razonables y compatibles con nuestro cuerpo jurídico”, manifestó en este sentido el chubutense Mario Pais y precisó: “Se debe establecer una adecuada responsabilidad y una adecuada cadena de custodia de la prueba para que no aparezcan desnaturalizadas y violentando el derecho a la intimidad”.

También sostuvo que “es razonable” que la senadora haya pedido “que no se le destruya la casa” y consideró que “no parece irrazonable la presencia de un senador” porque “esta misma medida la tiene consagrada el Código Procesal para cualquier abogado”.

El también justicialista José Mayans indicó que “tienen que estar presentes para ella, como para cualquier ciudadano, todas las garantías constitucionales: el debido proceso, la presunción de inocencia, no se puede hacer un linchamiento mediático en un Estado de derecho”. (NA).