Una biblioteca rechazó 40 mil pesos

Integrantes de una biblioteca que nació hace seis años en la periferia de Pilar rechazaron cinco mil dólares de una donación al enterarse que el dinero provenía de uno de los fondos buitre que está litigando contra la Argentina.
“Nuestro proyecto era estar más cómodos, tener más recursos para los talleres y avanzar en la construcción de la nueva sede. Nos costó mucho decir que no a esos 40 mil pesos porque los necesitábamos pero estamos mejor ahora por habernos mantenido en nuestras convicciones”, dijo Hernán Nemi, presidente de la Biblioteca Popular “Palabras del Alma”.
La decisión que tomó la comisión directiva fue conversada con el resto de los socios el sábado pasado, durante la jornada de trabajo que organiza semanalmente la biblioteca para levantar su propia sede en uno de los barrios más pobres de Pilar.
“Después de deliberar mucho, decidimos rechazarlo por provenir de un fondo Buitre que presiona y amenaza la soberanía económica de nuestro país”, dijo Nemi, a pocas horas de enviar el comunicado con la decisión a la empresa Dart Sudamericana.

Comunicado.
La comisión directiva de Palabras del Alma agradeció a través de un comunicado “a los empleados y autoridades de la planta Dart Sudamericana de Pilar por haber elegido nuestro proyecto para ser subsidiado”.
“La no aceptación de este subsidio no es una decisión en contra de ellos sino de los fondos buitre que pretenden enriquecerse de manera desmedida en perjuicio de la vida de muchos argentinos”, señaló Nemi, que además es profesor de Literatura.
El comunicado que la biblioteca le mandó a la empresa expresa que “Dart es uno de los fondos buitre que está litigando contra la Argentina. Sabemos que este accionar amenaza gravemente la economía de nuestro país y de otros países endeudados”.
Además, sostiene que “cuando la economía entra en crisis los primeros en sufrir las consecuencias son los más pobres” y agrega que “como la razón de existir de nuestra biblioteca es ampliar los horizontes personales de los más humildes, construir una sociedad más igualitaria, que ofrezca más posibilidades para todos, hemos decidido rechazar este subsidio”. (Télam)