“Una estrategia de golpismo activo”

CAPITANICH ACUSO AL PODER JUDICIAL DE MANTENER UN "ATAQUE DESPIADADO" CONTRA EL GOBIERNO

El jefe de gabinete, Jorge Capitanich, acusó ayer al Poder Judicial de mantener un “ataque despiadado” contra el Gobierno nacional mediante “denuncias falsas”, y denunció una estrategia de “golpismo activo” al tiempo que afirmó que “no se necesita ningún allanamiento judicial porque la operatoria de la empresa Hotesur SA es clara y transparente”.
“No hace falta allanamiento. Los requerimientos judiciales se pueden hacer por solicitud formal”, dijo Capitanich en su habitual conferencia matutina.
El jefe de ministros cuestionó -de esta manera- el allanamiento ordenado por el juez Claudio Bonadío a una empresa hotelera en la que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner posee acciones, y definió esta decisión como “una clara persecución política de hostigamiento judicial” y una estrategia de “golpismo activo”.
Capitanich consideró que este ataque al Gobierno nacional tiene “una pata mediática instalada desde el arco opositor”, y una “pata ejecutora” llevada adelante por “jueces que hostigan al gobierno y a funcionarios del gobierno”.

Corte Suprema.
Y agregó que también es parte de este ataque la decisión de la oposición de negarse a la designación de un nuevo miembro de la Corte Suprema de Justicia a partir de la renuncia del juez de la Corte Raúl Zaffaroni a partir de enero de 2015, una actitud que calificó de “violatoria de la Constitución Nacional” y “sediciosa”.

Declaración jurada.
Enseguida, en referencia al allanamiento de Hotesur SA, Capitanich dejó en claro que “no se necesita ningún allanamiento judicial porque la operatoria de la empresa es clara y transparente”, y agregó que la compañía presentó su declaración jurada ante la Inspección General de Justicia (IGJ) como sociedad activa en el marco de un proceso de “reempadronamiento de sociedades comerciales” que lleva adelante ese organismo.
Como resultado de este reempadronamiento, quedó en evidencia que “hay inscriptas 319.626, mientras que sólo 150.855 están activas, es decir que han presentado al menos un trámite ante el organismo en los últimos cinco años”.
El funcionario explicó que “en el marco de un proceso de fiscalización, reordenamiento y depuración societaria, las sociedades debieron presentar una declaración jurada” y “Hotesur SA se encuentra entre las sociedades activas que han presentado su declaración jurada”, y señaló que “su documentación está en análisis, junto con otras 47.373 sociedades”.
Según Capitanich, existe para este procedimiento un nuevo sistema informático que “agilizará el análisis” de estas declaraciones juradas como para “terminar el 30 de abril” de 2015.
No obstante, dijo que “a partir del 1 de enero, comenzará a correr el plazo de 120 días, a cuyo vencimiento se presumirán inactivas con proceso judicial de pedido de disolución y liquidación las sociedades que no hayan presentado sus declaraciones juradas ante la IGJ. (Télam)