Venegas rechaza el triunvirato

CGT: "SI HAY UNIDAD TIENE QUE HABER UN SOLO SECRETARIO GENERAL"

Dirigentes sindicales de distintas extracciones discreparon ayer respecto de la metodología de
conducción de la CGT reunificada que será puesta en marcha a partir de agosto, en virtud del rechazo de algunos sectores a la posibilidad de que sea un “triunvirato” el que lleve las riendas de la central de manera transitoria.
El secretario general del Sindicato de Peones Rurales (Uatre), Gerónimo “Momo” Venegas, se manifestó en contra de que la reunificación, que incluiría al moyanismo, la central que conduce el metalúrgico Antonio Caló y la Azul y Blanca de Luis Barrionuevo, sea conducida por un “triunvirato”, al advertir que, de ser así, no se podría “estar hablando de unidad”.
En la misma línea, el jefe de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, se pronunció en favor de una conducción individual pero admitió que “si no se puede, que sea compartida, porque los estatutos lo permiten”.
Fernández señaló que “lo ideal es que la CGT tenga un solo secretario general” y que ese es su “deseo personal”.
“Lo importante es la responsabilidad que tenemos que tener todos los dirigentes para lograr la unidad y sentarnos a discutir con el Gobierno nuestra agenda de reclamos”, amplió.

Epelbaun.
Asimismo, el jefe del gremio de los señaleros ferroviarios Raúl Epelbaun manifestó sus deseos de que la futura conducción de la CGT sea ejercida por un solo secretario general, aunque admitió que “si es por lograr la unidad, acepta” un triunvirato.
Epelbaun remarcó que una conducción con un solo secretario “manifestaría mejor la unidad y presentaría mejores condiciones para discutir con el Gobierno”.

Rodríguez.
Por su parte, el jefe de UPCN, Andrés Rodríguez, apostó que “lo más probable” es que haya una conducción tripartita en la CGT, luego de la salida del líder de la fracción Azopardo y del gremio de Camioneros Hugo Moyano.
En la misma línea, el secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Estaciones de Servicios, Carlos Acuña, dijo estar “totalmente a favor” de un triunvirato porque “así van a estar expresadas todas la voces de los tres sectores”.
Acuña, candidato del barrionuevismo para ocupar un lugar en una conducción colegiada de la CGT junto al moyanista Juan Carlos Schmid y Rodolfo Daer, de la CGT-Alsina, remarcó que “al menos en esta coyuntura, hace falta un triunvirato porque así van a estar expresadas las voces del los tres sectores mayoritarios” del movimiento obrero.

Rechazo.
Venegas, quien en los últimos días se sumó a la lista de dirigentes que podrían conducir la futura central, rechazó la alternativa de un triunvirato y apostó por la figura de una cabeza única, al apuntar: “La unidad se hace dando cumplimiento al estatuto de la CGT que dice que tiene que haber un secretario general y un consejo directivo”.
“Hay que negociar para poner los mejores hombres dentro de un consejo directivo y que volvamos a trabajar para tener una CGT unificada porque, así como está, no le sirve a nadie”, alertó.
El jefe gremial insistió en su postura, al remarcar que “si hay unidad tiene que haber un solo secretario general porque, si no, cada uno de los tres va a representar a un sector”.
Como el principal promotor de una conducción individual de la CGT, Venegas realizó la semana pasada un almuerzo con más de 90 dirigentes en la sede de la Escuela Política Sindical de Uatre.
Pero Rodríguez adelantó que en el congreso del 22 de agosto se darán cita “todos los sectores de las diferentes vertientes” para elegir “un consejo directivo único colegiado”, por lo que enfatizó que “lo más probable es que haya un triunvirato”. (DyN)

Compartir