Vidal dijo que no hay plata para un bono

Los gremios de los empleados estatales bonaerenses reclamaron ayer al gobierno provincial que “cumpla con lo que se comprometió y reabra las paritarias”, mientras que la gobernadora María Eugenia Vidal aseguró que “no está” la plata ni siquiera para pagar un bono.
El pedido del aumento del 16% fue expresado por el secretario General ATE y líder de la CTA Autónoma en la provincia de Buenos Aires, Oscar de Isasi.
Las declaraciones fueron formuladas luego de que la gestión de Vidal ratificara su rechazo a pagar un bono por fin de año, al argumentar que “la plata no está”.
De Isasi subrayó que el Gobierno bonaerense se había comprometido al firmar la paritaria en el primer semestre a reabrir las negociaciones si la inflación superaba la pauta de incremento salarial acordada, lo cual para ATE y la CTA ya ocurrió.
“Pedimos que el gobierno bonaerense cumpla con la palabra, el bono no es una solución de fondo”, evaluó De Isasi en declaraciones a radio Continental después de que el Gobierno nacional diera luz verde a los sindicatos de trabajadores privados a negociar con las empresas un plus salarial de 2.000 pesos.
Los estatales bonaerenses no quieren un bono porque consideran que no recompone el poder adquisitivo del salario y atrasa el piso desde el cual se negociará en las paritarias de 2017, ante una inflación anual que sigue en torno al 40%.
“Pedimos un aumento inmediato del 16 por ciento en los salarios de estatales para restaurar el poder adquisitivo”, puntualizó el sindicalista y se quejó de que los sueldos de los trabajadores perdieron terreno durante los últimos años, no sólo en 2016.

Reclamo.
De Isasi se mostró molesto por la situación e insistió: “El Gobierno se comprometió por acta a reabrir las paritarias estatales bonaerenses, esto no se cumplió”.
Los sindicatos agrupados en la ley 10430 habían cerrado para el primer semestre de 2016 una mejora del 15% y luego aceptaron una suba del 16% para el tercer trimestre del año, con la posibilidad de una nueva negociación en octubre.
Los tres sectores que aceptaron esa oferta fueron la Federación de Gremios Estatales y Particulares, la Unión del Personal Civil de la Nación y el Sindicato de Obreros y Empleados de la Minoridad del Estado.
En cambio, la Asociación de Empleados de Obras Públicas, la Asociación de Trabajadores del Estado y la Asociación Sindical de Profesionales de le Salud, la rechazaron por “insuficiente”. (NA)

Compartir