“Vienen de un sector muy minoritario”

MARIA EUGENIA VIDAL MINIMIZO LAS AMENAZAS RECIBIDAS

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, atribuyó ayer las amenazas que recibió en las últimas semanas a “un sector muy minoritario que ha demostrado ser antidemocrático” porque, a su criterio, “no acepta” el resultado de la elección de 2015.
“Creo que tienen que ver con un sector muy minoritario que ha demostrado ser antidemocrático en estos ocho meses. Que no aceptan los resultados de la elección”, afirmó Vidal, en relación con las amenazas de las que dijo que “algunas” no son serias, pero otras sí, “como la intrusión” en su despacho, “en la casa del ministro de gobierno (Federico Salvai) o la agresión de (la ciudad de) Mar del Plata”.
Sostuvo que las amenazas son perpetradas por sectores “políticos”, aunque aclaró que “cuál de estos sectores es, si están organizados o no, es algo que va a tener que definir la Justicia”.
En declaraciones al diario La Nación, la mandataria macrista dijo que su gobierno tomó “muchas decisiones” que sabían “que les iban a quitar el negocio a alguien: en la policía, las cárceles, el juego, el IOMA (Instituto de Obra Médico Asistencial), en distintos ministerios”.
“Eso, al final del día, es plata que alguien no se llevó. También hay muchos que van a perder negocios que todavía tienen y sienten que con la intimidación vamos a volver atrás. No lo haremos”, aseveró Vidal.
La gobernadora criticó al kirchnerismo al señalar que antes de que la alianza Cambiemos tomará el poder había “un gobierno nacional y provincial que decían que la Argentina era un país de tránsito, no de producción y consumo” de droga, y por lo tanto “se negaba el problema”.

“Investigación”.
En relación con el jefe de la Policía Bonaerense, Pablo Bressi, acusado por la diputada oficialista Elisa Carrió de ser un “cómplice del narcotráfico”, Vidal señaló que la líder de la Coalición Cívica-ARI “siempre busca la verdad” y destacó que ambas tienen “una gran relación” porque comparten “los mismos valores”, y agregó que si la parlamentaria le acerca “una nueva denuncia” contra el uniformado, la va a investigar.
“Todos los funcionarios que están a mi lado saben, desde el que está hace años conmigo o el que conocí el 10 de diciembre, como es el caso de Bressi, que si yo tengo elementos fundados de que están conviviendo con el delito se van al día siguiente. Y que, además, voy a impulsar que la Justicia actúe, porque nosotros podemos separar a un funcionario pero después hay una tarea judicial”, aseveró Vidal.
Por otro lado, defendió sus medidas para combatir el delito y apuntó a “sectores de la Policía” Bonaerense “que no entienden” que a partir de su asunción se trabaja “con otras reglas”. “Hay sectores de la Policía que no entienden que vinimos a trabajar con otras reglas, que vinimos a trabajar contra el delito”, afirmó. (NA)