Volvió a declarar Vicente Massot

EN CAUSA POR DELITOS DE LESA HUMANIDAD CONTRA TRABAJADORES DEL DIARIO LA NUEVA PROVINCIA

El director del diario La Nueva Provincia, Vicente Massot, afirmó ayer ante la Justicia Federal que su madre y su hermano, ya fallecidos, “manejaban todo”, al declarar en una causa por delitos de lesa humanidad cometidos contra trabajadores de esa empresa en la ciudad bonaerense de Bahía Blanca durante la última dictadura.
Massot declaró durante más de horas ante el juez federal subrogante Alvaro Coleffi y no aceptó preguntas de la Unidad Fiscal de Derechos Humanos, a cargo de Miguel Angel Palazzani y José Nebbia.
“El empresario periodístico mantuvo la versión que había dado en las dos declaraciones anteriores ante el juez, es decir del 18 de marzo y el 24 de abril del corriente año, y además no aceptó las preguntas de los fiscales”. dijeron fuentes judiciales.
Massot ingresó pasadas las 7.10 a las oficinas donde funciona la Secretaría de Derechos Humano del Juzgado Federal, en pleno centro de la ciudad y a raíz de la diligencia judicial integrantes de la Policía Federal y de la Prefectura Naval montaron un operativo que incluyó la colocación de vallas.
Luego de estar frente al juez y los fiscales, Massot abordó pasadas las 12.30 un patrullero de la Policía Federal y con el apoyo de integrantes de la Prefectura que portaban escudos evitó a los militantes de organismos de derechos humanos que se encontraban a pocos metros.

Palazzani.
Tras la audiencia, el fiscal Palazzani señaló a Télam que Massot “no contestó preguntas nuestras y se mantuvo en lo que dijo en las otras dos” declaraciones, en audiencias anteriores.
Además, el funcionario judicial comentó que en la audiencia de la jornada y ante el juez, Massot ratificó “el episodio que vive con Suárez Mason y Azpitarte en el ’77, que nosotros pusimos de manifiesto y que surgía de entrevistas que había dado en su momento”.
Palazzani se refirió así al ex jefe del V Cuerpo del Ejército con asiento en Bahía Blanca, Osvaldo René Azpitarte y el general Guillermo Suárez Mason.

Obreros asesinados.
Massot contó durante una entrevista a una publicación del Instituto Gino Germani que obró como correo entre esos dos jefes militares durante el terrorismo de estado, en medio de una interna entre oficiales “duros y blandos” del Ejército que dirigían la represión ilegal.
Al ser consultado sobre los obreros gráficos Enrique Heinrich y Miguel Angel Loyola, que trabajaban en La Nueva Provincia y fueron asesinados, el fiscal dijo que el director del diario “no dijo nada respecto de lo irrefutable, que son las actas notariales y por lo demás se exculpa diciendo que la que manejaba la empresa era la madre”.
“La declaración de hoy (ayer) fue una continuación de la anterior y obviamente lo que dijo en la anterior ya no se repitió en ésta, así que, como no respondía nuestras preguntas, las que les hizo el juez fueron muy puntuales y tal vez por eso ha sido más corta que la anterior”, comentó Palazzani.

Pruebas irrefutables.
El fiscal señaló a esta agencia que entre las preguntas que le formuló, el juez Coleffi requirió a Massot “aclaraciones respecto del funcionamiento interno del diario y de las oficinas en Buenos Aires, de su actuación en 1975”.
“Al cúmulo de documentación en la causa, él se mantuvo en que su madre y su hermano manejaban todo”, en referencia a Diana Julio de Massot y Federico Massot, ya fallecidos.
Para el fiscal, en cambio, “hay pruebas que son irrefutables como los registros laborales y eso explicó (Massot) que no estaba en Bahía Blanca y los registros muestran que estaba”. (Télam)