Ya hay 40 mil inscriptos

CRECE EL INTERES POR EL NUEVO PROCREAR

El coordinador operativo del plan de viviendas Procrear, Tomás Bibiloni, se mostró ayer sorprendido por el interés que generó el nuevo Procrear, que prevé entregar más de 50 mil préstamos para vivienda.
La página web del programa oficial relanzado por el presidente Mauricio Macri el sábado pasado registró más de 800.000 visitas y cerca de 40.000 inscripciones entre el fin de semana y martes.
El nuevo Procrear para la adquisición, construcción, refacción y ampliación de una vivienda destinará $60.000 millones en préstamos hipotecarios que beneficiarán a 100.000 familias este año, según el Gobierno.
Analistas del mercado inmobiliario consultados estiman que por el valor elevado del metro cuadrado en la Argentina -producto de su dolarización y de la inflación- ese monto de dinero alcanzará sólo para 50.000 préstamos.
En el sector inmobiliario estiman que ya no quedan departamentos de dos ambientes por debajo del millón de pesos en la Capital, por lo que los créditos tendrán que rondar ese monto en promedio más el dinero ahorrado por las familias.
Bibiloni dijo que por los registrados de visitas e inscripciones en pocos días, el en el gobierno están con “muchas sorpresa” por la cantidad de gente que “demostró interés” al consultar.

Necesidades.
El funcionario, que es el director nacional del Acceso al Crédito de la Subsecretaría de Vivienda y Hábitat del Ministerio del Interior, dijo a radio Delta: “La verdad es que cuando uno hace política pública lo hace pensando en la necesidad de la gente. Pero nos sorprende mucho la cantidad de gente que demostró interés”.
Explicó que lo que genera más expectativa de estos préstamos es la combinación de ahorro, subsidio y préstamo, con cuotas de $2.500 a $3.000 para una vivienda de una millón de pesos.
“La gente que actualmente alquila esta vivienda paga valores por $5.000”, indicó.
Dijo que la mayor cantidad de créditos va para gente con ingresos familiares de entre $16.000 y $32.000, que no tiene vivienda; para la compra de vivienda existente, nueva o usada; y a partir de abril para la construcción sobre lote propio.

Beneficio.
Bibiloni explicó que para la compra de una casa de $1.000.000, el interesado debe ahorrar el 10%, es decir $100 mil; mientras que el subsidio que da el Estado es de hasta $400.000 y el crédito seria de $500.000.
“Lo que hace el Estado con el subsidio es prepagar el crédito. Las tasas y los plazos los ponen los bancos”, detalló.
Remarcó que “uno de los beneficios de la unificación de la política de vivienda en el Ministerio del Interior, es que el Banco Nación ofrece un plazo muy competitivo de 30 años y una tasa de 4,5%”.
Dijo que las cuotas de los créditos van a tener dos topes, ya que “no pueden aumentar más que el salario y no deben ser superior al 25% del ingreso familiar”.

Frigerio.
El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, destacó que en las últimas horas hubo “40 mil nuevos inscriptos y un millón de consultas” sobre el Procrear.
El funcionario remarcó que con la nueva puesta en marcha del Procrear se permitirá “planificar mejor la ayuda del Estado para que los 12 millones de argentinos que hoy tienen problemas con su vivienda puedan empezar a resolverlos”. (NA)