YPF suma descubrimientos

La recuperación de YPF de parte del Estado argentino permitió que la petrolera revirtiera años de desinversión, y reactivara su actividad exploratoria en hidrocarburos convencionales y avanzara en no convencionales tanto en Vaca Muerta, en la cuenca neuquina, como el reciente hallazgo en la zona del Golfo San Jorge, en Chubut.
“Estos resultados reafirman la decisión acertada de haber re estatizado YPF, convirtiéndola en una empresa mixta donde lo que se prioriza es la exploración en el país”, dijo Víctor Bronstein, del Centro de Estudios de Energía, Política y Sociedad.
El experto recordó a Télam que Repsol destinaba las utilidades de YPF con un criterio de “empresa multinacional para desarrollar sus actividades en otros lugares del mundo, con condiciones geológicas más atractivas entonces, como Brasil, Angola y Venezuela”.
“Iniciar la exploración en Vaca Muerta, la obligaba a hacer grandes inversiones porque había que empezar desde cero, y entonces priorizaba otros negocios fuera de Argentina, pero con utilidades de YPF”, remarcó Bronstein.
Ahora el criterio es diferente “se prioriza Argentina y lograr su autoabastecimiento en hidrocarburos. Eso exige un esfuerzo de exploración e YPF está invirtiendo fuerte y consiguiendo, socios inversores” para ese objetivo.

Exploración.
La empresa se centra en exploración y trabaja a partir de tres ejes: explorar en la Cuenca San Jorge, desarrollar Vaca Muerta e invertir en yacimientos maduros, incorporando tecnología para frenar la declinación de pozos maduros, y recuperar producción.
El descubrimiento de un pozo de no convencionales en Chubut anunciado el miércoles, abre una nueva expectativa.
Los yacimientos de Vaca Muerta y Los Molles, en Neuquén, son los más conocidos, pero hay otras cuencas que podrían mejorar la ya privilegiada posición de Argentina en el mercado del shale.
Esas nuevas regiones son las del Golfo San Jorge, en Chubut/Santa Cruz, y la Austral-Magallanes, en Tierra del Fuego, entre otras.

Descubrimiento.
A mediados de semana, YPF anunció el descubrimiento en el bloque El Trébol, en la cuenca del Golfo San Jorge, del primer pozo exploratorio no convencional en la roca madre D-129, cuya actividad fue iniciada en febrero de 2013.
El hallazgo ratifica, además, las proyecciones formuladas por la petrolera nacional sobre la existencia de hidrocarburos no convencionales en dicha localización.
Ese descubrimiento “es una señal excelente que confirma la formación B129, que es la que aporta el petróleo que está arriba”,
aseguró el consultor energético, Eduardo Barreiro.”El petróleo se formó allí y parcialmente emigró para arriba quedando entrampado en los yacimientos convencionales de la Cuenca San Jorge, que es el que se explota desde hace casi un siglo”, dijo el especialista.
Para Barreiro, “este descubrimiento da una señal muy positiva porque me dice que abajo de la Cuenca hay otros yacimientos tan o más importantes que los convencionales ya descubiertos, y que están en producción. Pero esto es una promesa que debe ser verificada”. (Télam)