Yumbina: la droga del sexo en Argentina

La droga del sexo conocida como yumbina, sustancia que provoca excitación total en las mujeres, comenzó a circular por el circuito de las discotecas argentinas en una nueva modalidad nocturna que las adolescentes utilizan cada vez con mayor frecuencia y que es furor en tierras mexicanas. “La yumbina genera dilatación en la zona pélvica en la mujer y su efecto es de mayor predisposición a la relajación sexual dado que ayuda a la excitación. La sustancia no barre con la moral, pero en manos equivocadas puede resultar peligrosa”, señaló el sexólogo Adrián Sapetti en declaraciones a Diario Popular.
En tanto, el criminalista Roberto Locles indicó que “los efectos son inmediatos, y por eso la buscan tanto quienes desean emociones fuertes”, aunque también aclaró que “una sobredosis puede ser fatal”. El especialista comentó que “la yumbina es una droga ancestral, que proviene de una planta oriunda de África y del norte de Brasil”. “Era usada por brujos para entrar en trance y en la década del ’60 se utilizó mucho entre grupos de jóvenes hippies, pero luego quedó en el olvido”, aseguró Locles.
Además, el experto explicó que “la yumbina sirve para la reproducción de animales de gran porte, principalmente equinos y vacunos”. “Cuando las hembras se resisten a la copulación de la forma convencional, los criadores las dopan con yumbina, que las revoluciona hormonalmente y facilita el trabajo del macho”, agregó.
En ese sentido, Eduardo Bernardino, periodista especializado en turf señaló que “la yumbina es un recurso farmacológico de los criadores de caballos campeones, que la utilizan cuando la yegua se resiste a ser copulada por el macho, lo que revela de forma irrefutable el altísimo poder de la sustancia”.
En la Argentina se la puede conseguir con cierta facilidad a través de Internet o ‘dealers’ que operan en los boliches, cada dosis puede costar unos 65 pesos y se presenta en forma de pastillas o gotas. (NA)