Zaffaroni: “Es un escándalo mayor”

El juez de la Corte Suprema de Justicia, Eugenio Zaffaroni, dijo ayer que “es un escándalo mayor lo actuado por la Corte Suprema de Estados Unidos”, en referencia al tratamiento del fallo del juez Thomas Griesa en la causa de los Fondos Buitre contra la Argentina.
“Creo que el escándalo mayor no es Griesa, que es un juez provincial, el escándalo mayor es que la Suprema Corte de Estados Unidos haya dicho: – no me importa ese país, no me importan esos millones de dólares”, aseguró Zaffaroni.
En declaraciones a Télam desde Montevideo, donde participa de la apertura del Observatorio Latinoamericano en Política Criminal y Reformas Penales (OLAP), agregó que “Griesa ni siquiera es un juez federal, pero toma esta medida con la cual intenta poner en jaque a un país, a toda su economía y discute la soberanía”.

La Haya.
Zaffaroni resaltó que el tribunal estadounidense, “en su historia no es tan brillante como se dice”, y que si bien tiene “el mérito de haber sido el primer tribunal de control constitucional en el mundo, también algunos episodios que hacen esperar, a veces, cualquier cosa”, por lo que consideró que la presentación del caso en el Tribunal de La Haya “vale la pena”.
Asimismo, destacó que en la actualidad hay una serie de “ataques del poder financiero mundial sobre el poder político”, y que lo que sucede con la Argentina “va en la misma dirección”.

Zannini.
El secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zannini, habló en la clausura del plenario de la militancia Unidos y Organizados, en la Ciudad de Buenos Aires, y se refirió al conflicto con los fondos buitre: “En el 2003 Néstor decía: ?déjennos crecer para poder pagar’. Ahora decimos: déjennos pagar porque queremos seguir creciendo”, declaró.
“Vamos a pagar pero no lo que quieran, no lo que se les ocurra, porque el límite es el bienestar del pueblo argentino”, declaró y añadió: “Podrán tener mucha fuerza los fallos de este juez, pero no va a poder torcer el brazo del pueblo y del gobierno argentino que lucha por sus intereses”.
“Hemos pagado y vamos a seguir pagando, y estamos llamando al 7 por ciento restante a que venga a la renegociación de deuda”, aseguró.
Y agregó: “Hay que sumar algo a esta reflexión y es que este gobierno no es el del default, es el que pagó cada vencimiento, por eso vamos a defender con uñas y dientes la reestructuración del 2005 y 2010”.

La Ciudad.
Por otra parte, hizo referencia a la Ciudad de Buenos Aires y remarcó que “está mal gobernada”. “Hay que poner el foco en la Ciudad porque siendo la jurisdicción que mejor ingreso per cápita tiene, es una ciudad sobreendeudada”, dijo el funcionario y agregó que “justamente ese endeudamiento crece en época electoral”.
Además, dijo que “es bueno que los jóvenes se sienten a discutir la Ciudad porque hay que convencer que este modelo puede dar más justicia, más igualdad y ser más vivible” y recordó que “no hay que olvidar que en las últimas elecciones logramos casi un 30 % de votos”.
Entre los mayores logros del kirchnerismo aseguró que se encuentra el de haberlo “torcido el brazo a las corporaciones que impedían que el pueblo argentino tuviera dignidad e igualdad”.
“Néstor jugó un papel muy importante al dejar atrás la vieja política, parte central para poder reconciliar a la política con la sociedad”, explicó y destacó que “fue fundamental que rompiera lanzas con la vieja política que había delegado la capacidad de resolver cuestiones económicas en las corporaciones”.
“Jugamos fuerte y obtuvimos el poder necesario para poder torcerle el brazo a las corporaciones que dominaban a la Argentina y que impedían que el pueblo argentino tuviera dignidad y tuviera igualdad”, explicó.

Militancia.
El secretario hizo referencia además a la militancia: “Esta realidad no la pude tapar nadie, una plaza llena de jóvenes militantes que vienen de discutir en 23 comisiones cuestiones de la Ciudad. Ustedes están construyendo como se debe construir, con convicciones. La Ciudad necesita de mucha gente como ustedes”.
“Acá hay jóvenes dispuestos a hacerse cargo del futuro y tomar la posta, acá hay sangre nueva que quiere por fin tomar las riendas de los asuntos del gobierno”, afirmó.
“Lo único que puede crear igualdad en el mundo es la política. Si hay dos o tres Néstor por allá, dos o tres Cristina por allá, entonces me voy tranquilo a mi casa, porque este país tiene futuro”, concluyó Zannini en su discurso. (Télam)