miércoles, 16 octubre 2019
Inicio La Arena del Campo Alarmante aumento en la faena de vientres

Alarmante aumento en la faena de vientres

CRISIS DE LA GANADERIA

La liquidación de vientres ya es un hecho y así lo sostiene la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de Argentina (Ciccra), que a través de un informe reveló que la participación en la faena de hembras volvió a crecer en febrero y se ubicó en 48,3% del total sacrificado. La cifra se posiciona tres puntos por encima del promedio de los últimos cinco meses y se da en un contexto donde disminuyó el consumo y la faena total. Según la Cámara, por encima del 44% de faena de hembras se considera liquidación y el numero ascendió al 48,3% de los 970.000 vacunos sacrificados en febrero, «algo que se no observaba desde marzo de 2010 o noviembre de 2009», indicó el informe publicado por la entidad. Además indicaron que la desagregación de la faena mostró que en febrero de 2019 creció la faena de vacas en una magnitud que compensó las disminuciones de las faenas de vaquillonas y terneras.
La Ciccra obtuvo los datos tomando en cuenta una encuesta realizada por la Cámara de engordadores a corral, en la cual el 75% de los empresarios manifiesta oposición a liberar o bajar el peso de faena de las hembras. Con el rumbo de políticas que está adoptando Agroindustria, la pretensión del presidente Mauricio Macri de que Argentina se convierta en el «supermercado del mundo» se va a dar de bruces con una realidad insoslayable: menos hembras y cada vez más livianas equivalen a menos kilos de carne en el futuro. Son menos kilos para la industria y los consumidores argentinos y menos kilos de carne para abastecerla demanda exportadora. La hacienda y la carne no se pueden «fabricar» de un día para el otro, expuso el informe que, según sus cálculos, «ese faltante será de cerca de 500.000 terneros en el año 2020, cuando se verán los efectos de la política ganadera aplicada ahora por Agroindustria, traducida en freno de la producción y las exportaciones y aumento de precio para los consumidores locales».

Exportación a China.
En su informe, la Ciccra sostiene «la desagregación de la faena de hembras mostró que en febrero de 2019 creció la faena de vacas en una magnitud que compensó las disminuciones de las faenas de vaquillonas y terneras». La faena de vacas -entonces- «creció 27,6% anual según las cifras oficiales preliminares, llegando a representar 21,3% de la faena total (+5,4 puntos porcentuales interanuales)».Y cuando se consideran los seis meses comprendidos entre septiembre de 2018 y febrero de 2019, surge el mismo comportamiento general, pero explicado por mayores faenas de vacas y vaquillonas. «En este período se faenó un total de 3,06 millones de hembras, es decir 6,3% más que en septiembre ’17-febrero ’18. De esta forma, la importancia de las hembras en la faena total pasó de 44% a 47,1% entre los períodos analizados».
En ese sentido el presidente de la Ciccra, Miguel Schiariti, explicó que ello se explica por el aumento gradual de la participación de las vacas: «evidentemente, la creciente demanda china, así como la persistencia de un elevado costo del dinero, son factores que explican por qué los productores ganaderos deciden vender cantidades crecientes de vacas».

Lo habían adelantado.
Apenas comenzó el año, Schiariti y la Ciccra ya habían adelantado las estimaciones con especial preocupación por el aumento de la faena de hembras. En ese momento las cifras del año anterior no habían sido publicadas, pero la preocupación por faenas elevadas de hembras estaban latentes: «se esperan cifras elevadas, lo que llevaría a una liquidación de vientres», había mencionado el presidente de la Cámara, que en aquel informe (publicado el 1º de enero) mencionó que «arrancó el 2019 con una perspectiva no muy buena».

Precios.
En este último informe, Shiariti hizo hincapié también en el aumento de precios y dijo que los aumentos de enero se deben principalmente a que a partir del segundo semestre 2018 los feedloteros dejaron de reponer en la misma proporción que lo venían haciendo. «Sólo reponían 1 de cada 3 animales que vendían, entonces además de achicarse la oferta por las lluvias, se ha achicado de manera significativa porque los feedloteros al perder plata en el engorde han dejado de reponer» especificó.
«Ya nos habíamos olvidado de que existen dos baches de oferta, uno en verano y otro en invierno, porque eso se suplía con animales que normalmente hace el feedlot. Ahora se vuelve a mostrar por la falta de animales de engorde a corral», subrayó Schiarti
Respecto al mes de febrero, el presidente de Ciccra dijo que debido a «la cantidad de días de calor hizo que por consejo de los consignatarios a sus remitentes se envió menos hacienda, intentando evitar que hubiera fuerte mortandad de animales en el mercado y el transporte»
Para el especialista, a partir de la semana del 11 de marzo, «si las entradas son de entre 25 y 30 mil animales, los precios van a caer y a partir de abril la carne se va a estabilizar en torno a los 55 y 65$/kg», concluyó.

Nación no ve liquidación.
Todo hace presumir que al menos durante el primer semestre del año su participación en la faena seguirá siendo alta. En poco tiempo más, una vez destetado el ternero, arrancan los descartes y los precios en la venta para faena alientan la liberación del campo. El criador este año podría comenzar a recomponer sus finanzas, pero la falta de créditos como los que hubo hace unos años y que llevaron a la retención (entre otras señales de aliento al sector que ya no están como la quita de retenciones y las expectativas de normalización de la macroeconomía) empujarían a una nueva limpieza de los rodeos de cría.
Sin embargo, para el secretario de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, había dicho el mes pasado en Comodoro Rivadavia que «Argentina recupera el stock de vacas después de 12 años».
«El stock de vientres se recuperó a los niveles previos a la liquidación y además si el criador repone con su producción lo que va sacando para la faena este año, podríamos tener otra vez una alta faena de vacas sin que por ello haya liquidación», sostuvo el funcionario. «En efecto -agregó- en 2018 el promedio de hembras en el total vendido a los frigoríficos sumó 45% sobre un total de 13,5 millones de animales, lo que significa que el volumen de hembras faenadas alcanzó poco más de 6 millones y eso es menos que el stock contabilizado por Senasa a marzo del año pasado».
Finalmente se indicó que, «para que haya liquidación, la faena de hembras debería superar a los nacimientos al menos durante un ciclo ganadero».