Cae el apoyo al INTA y al Senasa

PRESUPUESTO: EL CAMPO RECIBIRA 683 MILLONES DE PESOS.

Los gastos del Ministerio de Agroindustria para el 2018 en el sector agropecuario pampeanos serán menores en relación con años anteriores. Apenas alcanzan los $ 683.030.163 pesos. Nación dispuso apenas un 19% más, tanto en gastos corrientes como de capital.
Juan José Reyes *
Por el Fondo Federal Solidario (FoFeSo) o fondo sojero vendrán $ 464.707.000 (aumenta 20%) pero muy poco para los dos organismos estratégicos en la ruralidad pampeana: el. Al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria apenas irán 134,6 millones y 83,6 millones de pesos al Servicio Nacional de Sanidad Agroalimentaria.
A pesar de que el Fisco nacional genera una exacción fiscal al campo pampeano de más de 250 millones de dólares anuales (no de impuestos sino solamente con la aplicación del arancel a las exportaciones de soja del 30%), volcará en 2018 a valores corrientes en toda la provincia de La Pampa apenas un 19% más, cuando venimos de una inflación del 40% en 2016 y de aproximadamente el 22% en 2017. Para toda la provincia vendrán $ 19.363 millones a través de la coparticipación federal de los recursos y de las transferencias de asignación específica. Pero de esa cifra irán hacia el campo local un irrisorio porcentaje de casi el 3,5% del total de remesas.

Sube fondo sojero.
El Estado nacional distribuye una parte de lo recibido por la aplicación de los derechos de exportación a las provincias y de allí es girado hacia los distintos municipios (70% se lo queda la provincia y 30% va hacia 83 comunas pampeanas). Ese importante desempeño de los derechos de exportación sobre el complejo sojero, junto a la buena performance de la recaudación de Ganancias e IVA neto por el mismo rubro genera que las remesas del Fo.Fe.So para 2018 asciendan a los 464,7 millones de pesos, aunque es notoria la desaceleración del ingreso de divisas lo que ha generado peleas entre productores y exportadores por la falta de liquidación. También existen otras partidas hacia el sector rural como los que van al Servicio Meteorológico Nacional por 5.325.514 pesos; para recursos hídricos a través del Enhosa por 30 millones y para el Fondo Eléctrico de Desarrollo del Interior (cupo FEDEI) por 75.608.195 millones para la electrificación rural.

La UNLPam.
Hay además otras partidas destinados al mejoramiento de obras viales que favorecen el desarrollo de la infraestructura vial del campo local (25 millones) y casi 42 millones más en subsidios de tasas para el campo local vía Banco de la Nación Argentina (BNA) y asignaciones específicas al Ministerio de la Producción de la provincia.
Es importante agregar que buena parte de los recursos que Nación vuelca a través de la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam) van a parar a nuestro campo a través de los servicios que generan las facultades de Agronomía y Veterinarias (para 2018 destinará $ 1.042 millones a la casa de altos estudios). Casi un tercio de aquel dinero genera una amplia gama de servicios en distintos rubros del sector, volcados por profesionales formados aquí. En la región se prestan servicios de producción de cultivos y ganado como en la preparación de la tierra y el riego, la aplicación de productos sanitarios, inseminación, genética etc.; servicios de recolección y preparación de cosechas; servicios de plantación, otros servicios agrícolas y ganaderos y todos la gama de servicios relacionados con la actividad en el campo.

Las caídas.
Para el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) se transferirá la suma de 134.647.692 pesos discriminados de la siguiente forma: para la investigación e innovación y transferencia de tecnologías (AITT) la suma de $ 97.902.216.
En el Presupuesto 2018 los recursos para el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) serán de $ 83.682.571 pesos distribuidos entre actividades centrales por 33,9 millones de pesos, 16.550.515 para servicios de laboratorios (detección de contaminantes químicos y biológicos y en apoyo y control de luchas sanitarias, insumos químicos y biológicos). Para la fiscalización agroalimentaria irán 7.867.386 (tráfico internacional, calidad agroalimentaria y fiscalización de productos de origen animal). Para sanidad animal se volcarán 15.809.838 (Control, prevención y erradicación de animales; vigilancia epidemiológica y sistema de información; PROSAP – BIRF 4150 – AR y operaciones de campo) entre otras asignaciones específicas. Desde hace muchos años ambos organismos aportan al mejoramiento de la producción agropecuaria local (desde la genética hasta los cultivos y la agroalimentación) a través de sus investigaciones y aportes al desarrollo del sector rural.
El INTA es un organismo creado en 1956 y que tiene en el país 15 centros regionales, uno de ellos pertenece a la región La Pampa-San Luis. De aquellos 15 centros, dependen 44 estaciones experimentales (aquí el INTA-Anguil) y 240 unidades de extensión (además cuenta con 12 institutos de investigación). Desde el año 2002 cuenta con autarquía financiera y operativa y su objetivo central es contribuir a la competitividad del sector agropecuario, forestal y agroindustrial en todo el territorio nacional, en un marco de sostenibilidad ecológica y social. Pero lamentablemente el ajuste, que puede visualizarse con algunos paros en el INTA, se basa en que no prioriza entre sus acciones la generación de información y tecnologías para procesos y productos.

El más perjudicado
El organismo más perjudicado en el presupuesto es el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) que es un organismo sanitario rector cuyo objetivo principal es la fiscalización y certificación de los productos y subproductos de origen animal y vegetal, insumos y residuos agroquímicos, así como la prevención, erradicación y control de enfermedades animales, incluyendo las transmisibles al hombre, y de las plagas vegetales que afectan a la producción agropecuaria del país. Para implementar y promover la acción sanitaria y fitosanitaria, elabora normas y controla su cumplimiento, asegurando la aplicación del Código Alimentario Argentino, dentro de las normas internacionales exigidas. Así mismo, planifica, organiza y ejecuta programas y planes específicos que reglamentan la producción, orientándola hacia la obtención de alimentos para consumo humano y animal. Tiene 22 oficinas locales en 20 departamentos de la provincia de La Pampa.

* Economista