“La falta de eficiencia es multicausal”

Andrea M. D’Atri *
El 21 de abril pasado, el gobierno a través del Ministerio de la Producción de La Pampa lanzó el Plan Provincial de Activación Ganadera. En realidad, fue un relanzamiento, porque el plan se elaboró en la primera gestión del actual gobernador Carlos Verna también con Ricardo Moralejo al frente de la cartera productiva. Se trata de un plan quinquenal con siete objetivos generales: Aumentar el stock ganadero; incrementar en forma continua el índice de procreo; mejorar el manejo reproductivo y genético del rodeo; aumentar el número de animales engordados en La Pampa; aumentar la faena provincial y el peso de faena; generar un cluster ganadero provincial y propiciar el bienestar del empleado rural.
El actual director de Ganadería dependiente de la Subsecretaría de Asuntos Agrarios, Ricardo Baraldi, explicó en esta entrevista cuáles son las prioridades para la ganadería provincial, desde las políticas públicas.
“Lanzamos el plan como una herramienta que si bien el productor ya conocía, tomamos nuevos desafíos y nuevos objetivos; hicimos hincapié en la eficiencia productiva”, dijo a La Arena del Campo.

Objetivos.
P.: ¿Cuál es el panorama ganadero actual y cómo esperan trabajar la situación a través del Plan Ganadero?
R.B.: Nosotros vimos que si bien muchos objetivos ya estaban planteados, no se habían llegado a cumplir. Si bien con el plan anterior se trabajó mucho con la retención de la hembra y la compra del vientre, hoy apuntamos a la eficiencia productiva que es obtener más terneros por vaca, porque preferimos tener 70 ó 75 terneros cada 100 vacas. Esta falta de eficiencia es multicausal y son distintas causas en distintas partes de la provincia. La falta de eficiencia muchas veces viene de la mano de falta de infraestructura, como por ejemplo en los departamentos de Puelén, de Chicalcó. Hoy seguimos teniendo establecimientos que no tienen una manga, cosas básicas de un corral, entonces maniobras clásicas como es hacer un tacto, un sangrado, no se hacen. Hoy, si bien tenemos la mejor genética, no podemos decir que viene de ese lado.
P.: -¿Entonces de qué modo piensan atender a estas multiples causas de la falta de eficiencia en ganadería?
R.B.: -En el caso del Oeste hay más vacas que chivos, entonces hoy en día es un lugar adonde apuntamos, al trabajo en capacitaciones, ya sea como productores, nos hemos juntado con las fundaciones y trabajamos con ellos para tener una estratificación de productores. Se sigue escuchando la palabra pequeños productores, pero queremos tener una real estratificación, saber qué nivel de pequeños productores y qué nivel de medianos productores hay para en base a eso, desarrollar las diferentes líneas de trabajo. Vamos a tener algunos que estarán en condiciones de tomar la herramienta financiera, otros que quizás no y quizás debamos tener más un trabajo de extensionismo.

Líneas crediticias.
P.: -Es decir que van a evaluar o mapear y en base a eso determinar qué herramientas aplicar.
R.B.: -Exactamente, tanto del plan como de otras herramientas que se ofrecen del Ministerio de la Produccion. Hoy las líneas crediticias están abiertas casi desde el momento del lanzamiento. Desde el 21 de abril hasta el 30 de mayo teníamos financiados 10 millones de pesos, y en carpeta para preaprobación, 7 millones 800 mil pesos. Nos falta ver qué paso en junio.
Para otorgar el crédito hacemos una evaluación técnica. Dentro del Plan tenemos a veterinario Daniel Imas en la zona Norte, y en la zona Centro Sur al médico Luis Lordi. Los productores se acercan, le hacemos la evaluación técnica, donde le financiamos el 70 por ciento de su proyecto productivo. Si el proyecto es viable, le pasamos la cifra estimada al Banco de La Pampa y ellos son los que finalmente deciden. Si les dicen que le van a dar un menor monto, les pedimos al productor que nos venga a solicitar de nuevo para poder cumplir con sus objetivos.
Tenemos productores que han gestionado desde 200 mil pesos hasta 3 millones de pesos, según la escala productiva.
P.: Se dice que el objetivo no es el stock. ¿No importa la cantidad?
R.B.: -Según el Senasa, con datos de la última vacunación, tenemos 3.268.810 bovinos en todas sus categorías. Queremos tratar de mantenerlo, porque el aumento excesivo, cuando llegamos a 4 millones y medio o cinco, era otro mapa de la provincia; hoy el norte es netamente agrícola. Nos hacemos esa pregunta. Hoy tenemos 1.329.000 vacas de las cuales estamos teniendo 862 terneros y terneras, queremos aumentar esa eficiencia que hoy es del 60-64 por ciento. Queremos llegar al 70-75 por ciento.
P.: ¿Cuál es la situación del frigorífico de Santa Isabel?
R.B.: El frigorífico fue creado para ser formador de precio y darle salida a lo que era la producción de chivas del productor pampeano. Si bien un tiempo lo hizo, se fue desvirtuando y se tomó como un frigorífico gerenciado y en vez de darle una solución al productor, le iban a pelar el precio. Actualmente, el frigorífico es gerenciado por Marcelo Desinano y Nicoló Cavallaro. Los trabajadores de planta quedaron todos. Se está trabajando en los sistemas de calidad; para empezar a ponerlo en marcha se le está dando un servicio a un usuario que estuvo exportando las cabras de Refugo. La idea es estar habilitado en todas las normas de calidad y los distintos requerimientos que piden los mercados para poder ampliar la oferta de servicios.

Sector lácteo.
Este jueves, con la presencia del gobernador Carlos Verna y junto a la realización de la tercera Mesa de Gestión Láctea, iba a inaugurarse en instalaciones del Ceret de General Pico un Laboratorio de Análisis Lácteo. Pero la actividad se postergó para la semana que viene por otras actividades que debía cumplir el primer mandatario.
Según el Director de Ganadería, los productores lácteos de la provincia están “mucho más tranquilos” que cuando inició la actual gestión.
“Entramos en la peor crisis lechera tanto a nivel país como provincial, si bien ya venían cayendo los precios. Ni bien asume el presidente que hoy tenemos, larga la primera medida que saca las retenciones al maíz y se pasa de pagar 500 pesos, a 3.000 pesos la tonelada en 20 días”, rememora Baraldi.
El maíz es la base energética para producir leche. “Los tambos estuvieron en coma. Se llegó a pagar 1,90 pesos el litro cuando en góndola una marca menor vale 18 pesos”, dijo.
La estrategia del gobierno fue convocar a los lecheros a la Mesa Láctea. Entre tanto, rechazar la propuesta del gobierno nacional de pagar por unos meses una diferencia de subsidio. Asimismo, lanzar la propuesta de una planta ensachetadora que funcionará en la localidad de Doblas o Guatraché.
“La ensachetadora está en marcha, debatiendo si se hace como cooperativa, SRL, o cuál es la forma jurídica. La propusimos para captar el remanente de leche, hacer una marca propia; establecer un precio de referencia porque no hay a nivel país”, dice el director y agrega: “teniendo una marca de leche en la provincia podríamos salir a góndola a muy bajo costo (12 pesos), también ofrecerlo en (los ministerios de) Educación y Salud”.
Finalmente, Baraldi señala que en La Pampa no cerró ningún tambo y que los productores están “más tranquilos”. “Los productores no precisan el subsidio, precisan el precio, que la leche valga. Hoy se conformó la Cámara Láctea Provincial que puede ir a Nación y tiene otra fuerza y con un precio a 3,90 es más peleado y así están más tranquilos”.
* Redacción de La Arena.

Compartir