La UMA ofrece mayores detalles

AGROQUIMICOS: ACLARACIONES ACERCA DE LOS RESULTADOS DE ANALISIS DE AGUAS.

En noviembre del año pasado, miles de bidones esparcidos por campos inundados de la localidad de Vértiz, al norte de La Pampa, provocaron la denuncia de vecinos y organizaciones ambientalistas ante la falta de controles de los organismos competentes.
Andrea M. D’Atri *
Luego de la viralización mediática de fotografías que mostraban los bidones flotando en el agua, el gobernador Carlos Verna decretó con la disposición 4478/16, la creación de la Unidad de Monitoreo Ambiental (UMA). Su finalidad sería “tomar muestras de agua superficial, subterránea y de suelos -en relación a los niveles de residuos de agroquímicos y el procesamiento de dicha informacion-, así como la fiscalización que por ley corresponda a los organismos que lo integran”.
Se designó coordinador de la UMA al subsecretario de Ecología -hoy subsecretaría de Medioambiente-, facultándolo para convocar a otros organismos provinciales a los efectos de integrar esta unidad y formar une equipo interdisciplinario. De esta manera, en enero de 2017 comenzó a funcionar la UMA con representantes de la dependencia mencionada, de la Dirección de Agricultura del Ministerio de la Producción, del INTI, el INTA, la Dirección de Epidemiología, la Administración Provincial del Agua, el Consejo Profesional de Ciencias Naturales y la Secretaría de Recursos Hídricos.
Al cabo de ocho meses de trabajo, la nueva Unidad dio a conocer los estudios realizados como efecto de aquellas denuncias de 2016. Lo hizo el director de Agricultura, Carlos Ferrero, en el marco de un simposio sobre Malezas y Herbicidas convocado por el INTA en Santa Rosa.
Según la información de la prensa oficial posterior -del 28 de agosto- “los resultados de las muestras de agua para el consumo humano que se tomaron en diferentes localidades de la Provincia fueron muy buenos”.

Enojo de ONG.
La forma en que se dieron a conocer los resultados de estos análisis y la calificación de “excelentes” de los mismos, provocó el enojo de la organización Colectivo Sanitario de La Pampa. El Colectivo reclamó los datos “sin procesamiento”, en tiempo y en forma. Señaló: “Frente a los trascendidos públicos referidos a la presencia de agroquímicos en muestras de agua para consumo humano en nuestra provincia, sostenemos: que es alarmante que ante resultados de esta índole el Director de Agricultura los considere ‘excelentes’; que la presencia de glifosato en agua subterránea demuestra que los niveles de contaminación son tan altos que esta molécula degradable ha atravesado los distintos filtros biológicos y mecánicos con los que cuenta la naturaleza para su degradación; que es una burla que dicha información haya sido reservada por más de tres meses para ser expuesta ante un público condescendiente; más aun, considerar que exponerla en un evento cuya matriculación costaba 500 $, es hacerla ‘pública’; que los niveles ‘seguros’ para la presencia de venenos en agua de consumo humano son un parámetro cuestionable, entre otras cosas, porque no han sido ensayados en estudios de largo plazo”.

Lo realizado.
Consultados sobre el tema, el Director de Agricultura, Carlos Ferrero y el Subsecretario de Ambiente, Fabián Tittarelli, compartieron con La Arena del Campo un informe vía mail, respondiendo algunas preguntas formuladas y dando mayores precisiones que lo informado anteriormente.
“Las actividades realizadas hasta el momento por la UMA fueron la toma de muestras de aguas subterráneas de bombas que abastecen a los pueblos. Además se muestrearon tanques elevados de donde se suministra agua potable a 15 localidades del norte de la provincia. Las muestras fueron tomadas por personal técnico de APA, acondicionadas por personal técnico de INTA y enviada a tres laboratorios distintos”, se expresa.
Las muestras de bombas fueron enviadas al Laboratorio de Contaminantes Químicos (ITA-CIA) del INTA Castelar; las correspondientes a tanques elevados fueron enviadas al PRINARC – FIQ -UNL (Programa de Investigación y Análisis de Residuos y Contaminantes Químicos de la Facultad de Ingeniería Química de la Universidad Nacional del Litoral) y todas las muestras, a la vez, fueron enviadas al LabCAP (Laboratorio de Calidad de Alimentos Pampeanos) de General Pico.
Las muestras de las bombas fueron tomadas de las localidades de General Pico, Dorila y Vértiz, en la que se realizó un análisis multirresiduos, de las moléculas que se detallan más abajo. “Además se evaluó glifosato y su metabolito AMPA; estas fueron enviadas al ITA de Castelar y al LabCAP. El ITA cuenta con métodos de evaluación con límite de detección 1.00 µg/l, límite de cuantificación 4.00 µg/l.
Luego, el informe detalla el nombre de 52 moléculas evaluadas.

Resultados.
Según Ferrero y Tittarelli, los resultados arrojaron que “del total de moléculas analizadas, sólo cuantificaron 6 moléculas: Pirimifos-Metil, Fenvalerato, Deltametrina, Lambda, Acetoclor, Clorpirifos, con valores bajos”.
“Del total de muestras, sólo en 1 se detectó AMPA con un valor de 8 µg/l. En cuanto a glifosato, en 3 muestras se cuantificó, con valores mínimos de 3 µg/l, máximos de 7 µg/l, siendo el valor de referencia propuesto por la EPA de Estados Unidos, de 700 µg/l”, añadieron.
Otros análisis se hicieron con muestras de tanques elevados. “Los resultados arrojaron que de las 145 moléculas evaluadas solo aparecieron 8 moléculas, Glufosinato, Bifentrin, 2,4-D,Atrazina, Metolacloro, S-Metolacloro, Glifosato Y AMPA, de las 137 moléculas restante no se registraron residuos”, explicaron los funcionarios.
Agregaron que de las moléculas que fueron detectadas, los valores estuvieron en un rango de 0,006 µg/l a 0.1 µg/l. Y para glifosato, “de las 19 muestras, sólo en una el método detectó la molécula pero se encontraba por debajo de los límites de cuantificación para su metabolito AMPA y en una muestra fue detectado y el valor fue de 0,4 µg/l.”.
“Toda esta información fue recibida el viernes 18 de agosto y expuesta el miércoles 23 de agosto en el 3er Simposio de Malezas y Herbicidas”, agregaron en el escrito. Ante la consulta acerca de qué sucedería si se detectaran valores por encima de los admitidos que perjudicaran la salud de la población, los responsables de la UMA respondieron: “se comunicará de inmediato a la APA y al prestador de servicio de la comuna involucrada, para que tome las medidas de resguardo necesarias, además de procederá a contactar al dueño de la explotación en donde se encuentra el pozo para ponerlo en conocimiento de la situación y poder articular con éste las acciones a desarrollar”.
Por último, los funcionarios informaron que está en etapa de elaboración una página web de la UMA, la cual dispondrá de los resultados de las muestras que se vayan analizando.

* Redacción de La Arena