Menos aportes del Fondo Solidario

Por el Fondo Federal Solidario ingresó a nuestra provincia en el primer trimestre de 2017 la suma de $71.183.910, un 9,83% menos que en igual período del año anterior. El Ministerio de Hacienda y las 78 municipalidades beneficiarias han manifestado preocupación al respecto.
Juan José Reyes *
La Pampa se queda con el 70% de aquella erogación de las arcas nacionales, fruto del 30% de las retenciones sobre la soja y que determina el Fondo Sojero (FoFeSo), y el 30% restante va a 78 municipios y Comisiones de Fomento. En otras palabras, el erario público provincial se quedó con 49,8 millones y transfirió vía Secretaria de Municipios apenas 21,3 millones a las comunas.
Las retenciones (a la semilla de soja, aceites y pellets) que conforman una buena parte de la recaudación del Estado nacional, se han visto deterioradas en la primer parte del año como consecuencia de que los productores han comenzado a acopiarlas por la cotización muy baja del dólar en el mercado local.
El último cuatrimestre del año anterior hubo una gran liquidación de la soja acopiada en los silos, silos chacra y fundamentalmente silobolsa por la baja en la retención (pasó del 35 al 30%), por un precio internacional bastante alto y un ingente récord histórico de producción y rendimientos.
En cambio, el acopio empezó a crecer en 2017 y el desempeño de los derechos de exportación sobre el complejo sojero generó caída en sus remesas por falta de liquidación y aumento de los stock.
En 2016, el acumulado para La Pampa por las retenciones a la soja representó un 7% del total de los envíos, que fueron de 4 mil millones de dólares.

Casi 10% menos.
De enero a abril, las remesas hacia nuestra provincia empezaron a caer. Los exportadores y traders sojeros dicen que los productores no liquidan a la espera de mejores cotizaciones o alguna devaluación. Desde el punto de vista de la distribución por habitante, se pasó de 79 pesos en 2010 a $ 274 en 2013 y $ 665 el año pasado por pampeano, con lo cual seguimos siendo la quinta provincia en el ranking per capita. Pero el sesgo se invirtió en el primer trimestre del año, con una pronunciada caída del 9,83%, es decir que se recibieron 7.753.803 pesos menos.
El fondo sojero fue implementado por Nación en abril de 2009 por la ex presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner. Consiste en distribuir entre todas las provincias el 30% de lo recaudado por retenciones al complejo sojero.
Luego, ese producido se reparte entre las provincias de acuerdo al índice de coparticipación, que para La Pampa es del 1,89%. Aquí, por decisión del Poder Ejecutivo Provincial (PEP), de lo que recibe la provincia por este fondo, el 70% queda en las arcas del Estado provincial y el restante 30% se distribuye entre los municipios y Comisiones de Fomento, también de acuerdo al índice de coparticipación municipal correspondiente. El FoFeSo equivale a una tajada importante de los envíos por coparticipación y leyes especiales que recibe La Pampa diariamente. La caída de las remeses genera innumerables inconvenientes financieros a las cajas comunales, máxime en épocas donde las inundaciones de la zona núcleo de nuestra provincia tiene más de 1,5 millones de hectáreas bajo agua.

¿Compensación?
Como puede apreciarse en el cuadro anexo, la pronunciada caída de la recaudación en el mes de febrero fue fruto de la no liquidación por parte de los chacareros. Ese rebote negativo puede profundizar aún más la crisis de las economías regionales. La totalidad de las remesas hacia la provincia a valores corrientes han caído un 10%, pero a valores constantes, más de un 15%.
En 2016 alcanzaron el récord histórico de 65.082.992 pesos pero ha aumentado la incertidumbre respecto de la regularidad en las liquidaciones para esta campaña, producto de los excesos hídricos que afectan a los tres principales departamentos pampeanos hoy en emergencia y desastre agropecuario y que concentran el 75% de toda la soja pampeana. Lo mismo está sucediendo en Buenos Aires y Santa Fe.
Las transferencias al interior del país acumularon 2.607 millones de pesos, algo así como $ 315 millones menos interanual. Este valor equivale a apenas el 20% de la meta anual presupuestada para 2017. Las propias cerealeras informaron que la liquidación viene disminuyendo mes a mes. En enero fueron 1.838 millones de dólares, en febrero 1.312 millones, en marzo la liquidación suma 1.239 millones al viernes pasado.
En resumen, los dólares reportados por las exportadoras están en un 21% debajo del año pasado. Ante la protesta de los gobernadores y por la decisión administrativa 149 de la Jefatura de Gabinete de Ministros, se incorporaron 5.000 millones de esos que aprobó el Congreso en el artículo 74 del presupuesto 2017, y según dijeron, está trabajando en el mecanismo para transferir esos fondos para compensar la notable caída. En la última semana de abril, la plata todavía no llegó.

* Economista