Nueva delegación del Colegio

INSTITUCION: INGENIEROS AGRONOMOS DE LA PAMPA.

Este lunes será inaugurada una nueva sede del Colegio de Ingenieros Agrónomos de La Pampa en General Pico -en la calle 3 Nº 265, entre 6 y 8-. Es un gran paso para una profesión colegiada, cuya Facultad es de las más reconocidas del país.
Juan José Reyes *
El 1 de agosto se conmemoró el cuadragésimo cuarto aniversario de la sanción de la Ley provincial Nro. 569 mediante la cual se creó en la provincia de La Pampa el Colegio de Ingenieros Agrónomos (Cialpa), hoy dirigido por Ricardo Ré. Ese día, Re anunció la apertura de una nueva sede en General Pico.
Se dice “que la agronomía es la profesión más noble que existe, ya que explota la tierra y no al hombre”. En La Pampa el ingeniero agrónomo, casi en su totalidad egresados de la Facultad de Agronomía de la UNLPam, se encarga de sacarle provecho a las distintas tipologías de los suelos provinciales, al escaso recurso agua, al clima y al hombre, pero sin dañarlos. De esta manera se genera alimentos que benefician al desarrollo de la sociedad provincial y del país.
La intención de la institución siempre fue la de afianzar el trabajo que realizan en forma federal, y desde hace varios años la entidad dejó de alquilar un espacio en Pico y desde entonces las oficinas quedaron centralizadas en Santa Rosa. El Colegio de Ingenieros Agrónomos avanzó con la compra de un terreno en la localidad norteña. El predio se destinó a la construcción de un edificio con oficinas y un salón con capacidad para 80 personas destinado a realizar capacitaciones y reuniones.

Norte provincial.
Pico es una localidad estratégica para los agrónomos, no solo por la riqueza de su suelo, sino por qué allí funciona una carrera universitaria afín a la ingeniería agronómica como lo es la Medicina Veterinaria. También hay una sede regional del INTA que atiende toda la amplia región noreste de La Pampa, que comprende la zona de mayor potencial agrícola de la zona por la calidad de sus lotes, con predominancia de cultivos anuales en un gradiente hacia el oeste, que llega al inicio del Caldenal, caracterizado por sistemas mixtos de ganadería bovina. Junto a agrónomos y veterinarios, las actividades se focalizan en el manejo por ambientes en cultivos agrícolas; generación de información de evaluación de cultivares; manejo de ambientes afectados por sales; manejo de enfermedades de los cultivos; y actividades de transferencia de tecnología en sistemas de producción lechera. Los cultivos en los cuales se trabaja son girasol, soja, maíz, sorgo, cereales de invierno, cártamo y colza. También en sistemas hortícolas y las actividades de experimentación se realizan en campos de productores y en el predio -de aproximadamente 15 hectáreas- que se encuentra a 14 km. al oeste de Pico. Además funciona allí una oficina del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).
Es clave también en la zona lo que realiza el Centro Regional de Educación Tecnológica (Ceret), estratégica en el área de la horticultura y porque tiene un Directorio conformado por el Ministerio de la Producción, el Ministerio de Educación y la Facultad de Ingeniería de la UNLPam también en el cuadrángulo noreste de la provincia.

Memoria.
La norma que rige a los ingenieros agronómicos es clara ya que agrupa y representa a los profesionales con título de Ingeniero Agrónomo que se matriculan para actuar en la provincia y que integran, además, bajo su matrícula, a otras profesiones vinculadas con la ingeniería agronómica, con títulos reconocidos por Nación y que no estén colegiados en La Pampa. En la última asamblea efectuada, sostuvieron: “fuimos lo más federales que pudimos, hicimos reuniones mensuales de la Junta Directiva en distintas localidades, alternando Santa Rosa, Pico, Eduardo Castex, Embajador Martini, etc. Y con ese mismo criterio se llevaron distintas jornadas técnicas a varias localidades del interior de nuestra provincia. Una de las más importantes fue en Guatraché, donde se instruyó sobre la Actualización sobre Herbicidas”.
En cuanto a lo estrictamente técnico trabajaron en forma mancomunada con el INTA Anguil en la organización de Jornadas para Asesores Técnicos, en conjunto con el Ministerio de la Producción de La Pampa, “dando cumplimiento al compromiso tomado con la Dirección de Agricultura en cuanto a la implementación de la ley de Agroquímicos”.
Se explicó además que con el apoyo del Ministerio, se siguió adelante con las trampas de luz, “tan importantes para nuestra provincia como para otros puntos del país, y hay un proyecto en marcha para darle mayor calidad técnica a las mismas”.
En otro sentido, se hicieron convenios de colaboración mutua con la Facultad de Agronomía de la UNLPam, por lo que se trabajó en la concreción de jornadas para Operarios de Pulverizadoras, tendientes a darles un marco técnico profesional, adecuado a las necesidades y exigencias actuales en la materia.
Asimismo, crearon una Comisión de Ensayos con dicha casa de estudios para realizar ECR en el campo de la Facultad, de manera de que sean útiles para el alumnado, y para brindar una herramienta más de consulta para todos los colegas de La Pampa.

Más proyectos.
En esta campaña, si todo sale bien como se espera desde el punto de vista de la cosecha fina y gruesa, la comisión de ensayos CIALP-Facultad desarrollará ensayos de maíz en los lotes de acceso sobre la ruta 35.
Desde el punto de vista de la ganadería hicieron convenio para siembra de pasturas con el Ministerio de la Producción.
En el tema forestación, trabajaron para mejorar el Arbolado Urbano en Santa Rosa y Toay, y hay nuevos proyectos por la ley de Arbolado Urbano dentro de la comisión respectiva. Hubo varios encuentros con la Dirección de Recursos Naturales por el tema quemas prescriptas y mantenimiento de picadas, cuestión muy sensible en una provincia donde se quemaron en promedio un millón de hectáreas en el último bienio. También ha sido clave la conformación con el Gobierno provincial acercando posiciones en el problemático tema de la fiscalización de la ley de agroquímicos.

* Economista