Récord cervecero

AGRICULTURA: CRECIO UN 24 POR CIENTO LA PRODUCCION DE CEBADA.

En el país, la producción trepó a 4,93 millones de toneladas en 1,23 millones de hectáreas cosechadas. Lo obtenido en La Pampa registró un crecimiento interanual notable con la mayor producción en medio siglo de historia del cultivo.
Juan José Reyes *
Según el Ministerio de Agroindustria, la cosecha 2015/16 de la cebada cervecera pampeana llegó a 201.282 toneladas (166.804 en la zona norte y 34.596 en centro-sur) con una superficie sembrada de 103.980 hectáreas, 88.580 cosechadas y un rendimiento promedio de 22,7 quintales por hectárea (28,3 en el norte y 20,1 qq/ha en el sur), con máximos de 305 a 333 kilos (cuadrángulo noreste).
Se lograron rindes óptimos que reunieron la calidad proteica requerida por industrias y malteras para producir cerveza.
Los motivos de este logro se deben a la baja producción triguera de la campaña pasada y, siendo aquella la alternativa válida cuando el trigo pierde intención de siembra, como ocurrió por la desincentivación a implantarla por trabas comerciales y de abastecimiento interno.
El crecimiento de la superficie sembrada en la zona norte, respecto de la campaña anterior, fue del 67%, pasando de 22.900 a 39.800 ha.. Los volúmenes de producción obtenidos en los distintos departamentos del norte provincial, fueron menores: 27.453 tn. en Quemú Quemú; 30.536 en Maracó; 29.016 en Chapaleufú; 37.150 en Conhello (la más alta); 16.182 en Realicó; 24.775 en Trenel y 16.740 en Rancul. Con respecto a la zona centro-sur hubo 8.376 hectáreas en Atreucó; 4.998 para Catriló; 2.533 en Capital; 2.413 en Guatraché; 2.530 en Utracán.

Irrepetible.
La cebada cervecera mostró áreas de cultivo importantes hasta la década del sesenta en La Pampa, desapareciendo casi hasta fines de los años setenta; a partir de entonces se ha vuelto a difundir su siembra, promovida por la industria cervecera, pero sin mostrar una clara tendencia al crecimiento o estabilización. En los últimos años, la producción osciló entre las 84.030 tn. (1973/74), 96.860 tn. (2012/13) hasta las 162.420 tn. la campaña pasada.
Esta campaña fue récord absoluto con 201.282 toneladas, es decir un 24% más que la anterior. Hubo una superficie sembrada de 103.980 hectáreas; 88.580 cosechadas y un rinde de 2.272 kilos por hectáreas, simplemente una enorme producción local gracias a los notables perfiles de humedad del año pasado y, como se explicó, a la baja área ocupada por el trigo. Los suelos de La Pampa resultan apropiados para el cultivo de la cebada cervecera, pues la industria requiere granos con bajo porcentaje proteico, como los obtenidos en La Pampa.
La cebada cervecera es una agroindustria: tiene una etapa agrícola vinculada estrechamente por contrato a una etapa industrial y exportadora para producir la cebada malteada. Al grano se le hace un proceso de 11 días, una especie de germinación controlada, en el cual se transforma el almidón en maltosa, que es un azúcar más simple (y por eso se llama cebada malteada, porque tiene maltosa). Ese producto, al que se agrega levadura de cerveza, se fermenta después para producir la cerveza.

Maltería y proteína.
La mayor parte de la producción se realiza a través de contratos con las malterías locales, las cuales proveen la semilla y, en muchos casos, la logística y el asesoramiento técnico. Cuando el grano de cebada cervecera se pasa de proteína es castigado por la industria.
Allí no se aceptan granos con más del 12% proteína, situación muy frecuente en años secos con rindes bajos, pero por los excesos hídricos de la campaña pasado ello no ocurrió esta vez. Aunque siempre es bueno saber que, según lo especialistas, la estrategia para evitar el exceso proteico es acomodar el paquete tecnológico, no para obtener mayor rinde, sino para lograr rindes promedios de entre 21 y 22 quintales por hectárea en La Pampa.
El cultivo de cebada se realiza bajo contrato entre las malterías y los productores. Las principales malteras que adquieren la cosecha de nuestra provincia son la Maltería Pampa (Puán); Maltería Argentina (Tres Arroyos); Cervecería y Maltería Quilmes y la estadounidense Cargill (Bahía Blanca).

* Economista