Un crecimiento fiscal del 33%

Juan José Reyes *
Para la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP-DGI) los gravámenes cobrados al campo pampeano (sector agroalimentario), sin retenciones, en la Región Junín, que comprende delegaciones de las dos ciudades más importantes de La Pampa (Santa Rosa y General Pico), fueron 33 por ciento más que en el año anterior, dando lugar a un récord histórico de percepción fiscal, de 1.839 millones de pesos.
Santa Rosa, cabecera de la región, recaudó el 42 % del total, es decir 814 millones y la delegación piquense, la mayor en este rubro, el 58 % restante, 1.025 millones de pesos. Hubo en ese período 59.666 contribuyentes entre productores agropecuarios, agroindustrias, comercios y servicios rurales.
En cambio, a nivel nacional, el superávit primario rural llegó a $ 4.500 billones, lo que generó un crecimiento del 31,5 % respecto año anterior, es decir dos puntos por debajo de nuestra provincia.
Los datos para 2016 son más alentadores según los pronósticos de los expertos, por la mayor exportación y liquidación de divisas de los productores, las menores retenciones y una mayor apertura de los mercados. La liquidación de exportaciones del complejo sojero, con una producción estimada en 1,5 millones de toneladas aquí (56 a nivel nacional) junto a la mejora en los precios internacionales, indican que habría una recaudación récord para la campaña 2016/17, recientemente iniciada.

Récord tras récord.
El superávit de la AFIP-DGI, sólo para el sector agroalimentario pampeano y con respecto al año anterior, fue de1.839 millones gracias al aporte de 59.666 contribuyentes rurales. El punto más alto se lo llevó ganancias, con 34,79 %; IVA con 25,24 %, con una suba interanual del 28 %. Además, le siguieron en orden de importancia el impuesto al cheque con el 12,96 %, bienes personales o impuesto a la riqueza con el 11,19 %; las contribuciones patronales con el 7,75 %; el monotributo con el 6,24 % y finalmente el 1,83 restante a las moratorios o blanqueos.
En definitiva, la recaudación fue superlativa gracias al mantenimiento de los precios externos y a la espectacular cosecha récord de soja. Sin embargo aquí no se contabilizan las retenciones agropecuarias que pagaron los productores. Se estima que para ese destino se eyectaron 180 millones de dólares para cuatro millones de granos exportados en 2015 (2.650 millones de pesos), cuando los registros más altos se dieron en la soja con 1,377 millones de toneladas; 862.700 de maíz, 794.665 de trigo, 551.050 de girasol y 162.420 de cebada cervecera, entre otros granos.
La ganadería, en todos sus rubros, tuvo su aporte relativo de menor proporción que la granaria, que trepó a los un mil millones de pesos de carga tributaria, con 540 millones pagados de impuestos y los 219 millones restantes para otros sectores tales como la lechería, apicultura, lanas, cueros, biodiésel, maderas y aceites, con 219 millones de pesos. Podrá afirmarse que los niveles de percepción del fisco nacional en la provincia se mantuvo en línea con los datos de inflación.
Dos agencias.
La delegación instalada en la capital provincial recaudó 814.239.600 pesos (44,6%) y la de Pico 1.025 millones (55,4%), destacándose entre ambas la percepción en Ganancias (individuos y sociedades) por casi 640 millones de pesos. Además, el IVA alcanzó los 464 millones y el Impuesto al cheque 239 millones (solo lo ingresa vía Banco de La Pampa la agencia de Santa Rosa), bienes personales con 206 millones; los aportes a la seguridad social (contribuciones personales y patronales del sector agropecuario) que llegaron a los $ 142 millones. En tanto la gabela al Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes (monotributo) trepó a los 114,58 millones y las moratorias 33,6 millones de pesos. En el rubro “otros gravámenes” está el fondo cooperativo a las entidades solidarias del campo, las ART y los combustibles mediante 3.906 contribuyentes. En total, hay en toda la provincia casi 60 mil contribuyentes activos relacionados con el sector agroalimentario pampeano.
Finalmente, puede decirse que a pesar de todos los inconvenientes del sector, el año anterior la exacción fiscal fue muy alta con una presión fiscal que le deja a los distintos organismos recaudadores, dos de cada tres pesos que produce.
* Economista.

Compartir