A prisión por cazar un jabalí

El juez de audiencia Gastón Boulenaz condenó ayer a Luis Carlos Gigena a cuatro meses de prisión de efectivo cumplimiento, como autor del delito de infracción a la Ley de Conservación de Fauna 22421. Boulenaz además unificó esta sanción con una pena anterior en una pena única de tres años y cuatro meses de prisión.
El magistrado dio por probado que el 10 de septiembre pasado, en horas de la madrugada, el imputado fue sorprendido por personal policial en la intersección de las rutas nacional 35 y provincial 14, mientras transportaba en su vehículo Renault 12 (dominio XMY-881), un ejemplar hembra de chancho jabalí, al que con anterioridad había dado muerte, estando en plena etapa de veda. Además llevaba consigo dos crías de la misma raza, que eran trasladados vivos y maniatados en el interior de una mochila. Gigena utilizó tres perros para efectuar la cacería, los cuales viajaban en el baúl del vehículo.
Por otra parte, el propio Boulenaz había condenado a Gigena el pasado 14 de abril a un año de prisión de efectivo cumplimiento por los delitos de robo simple, amenazas calificadas por el uso de armas y lesiones calificadas por la relación de pareja, en concurso real. También le había unificado esa pena con otra anterior, en una única a tres años de prisión de cumplimiento efectivo.

Compartir