A la espera de una imputación

LA FAMILIA DEL PAMPEANO MUERTO EN SALTA AGUARDA AVANCES EN LA CAUSA

En las próximas horas -a más tardar en el transcurso de la semana que viene- el fiscal salteño a cargo de la investigación por la muerte del pampeano Salvador Pérez en aquella provincia, definiría alguna imputación en el marco de la causa. Es el paso judicial que espera la familia del empleado vial que falleció por una descompensación tras participar de una cena de agasajo en el marco de las Olimpíadas Nacionales Viales.
La abogada Eugenia Singh, que representa en Salta a la familia Pérez, se reunió ayer con el fiscal Federico Obeid para interiorizarse por la demora, más allá de los plazos normales, de su subalterno, el fiscal Maximiliano Troyano, quien a casi dos meses del deceso todavía no definió imputación alguna. Hasta tanto no se complete ese paso, los Pérez no pueden acceder a la causa para ver cómo avanza la investigación e intervenir como querellantes.
Según le indicó Singh a LA ARENA, el fiscal Obeid le transmitió tranquilidad y le aseguró que en la Fiscalía 7 de Troyano está a la espera de un último informe médico a cargo del Centro de Investigaciones Forense (CIF), que confirmaría o rechazaría que el empleado vial pampeano murió por salmonella y que esta intoxicación está relacionada con la comida servida en la cena de agasajo.

Muerte.
Javier Salvador Pérez murió el 25 de septiembre en Salta. Había viajado a esa provincia como parte de la delegación pampeana para competir en las Olimpíadas Nacionales Viales que periódicamente reúne a los trabajadores de Vialidad Nacional de todo el país. Integraba los equipos de truco y bochas.
Pero no llegó a competir, porque luego de una de las cenas que se hicieron previo al comienzo de las competencias, sufrió un fuerte malestar gástrico que se agravó en muy pocas horas hasta fallecer internado en la guardia del hospital San Bernardo de Salta capital. Ese mismo día se atendieron en distintos centros de salud de aquella ciudad más de 150 personas afectadas por cuadros de vómito y diarrea; el pampeano es la única víctima fatal.
Desde ese momento surgieron las dudas en la familia, primero por saber cómo murió el hombre, y con el correr de los días por las demoras en la investigación: si bien al día de la fecha todavía no hay imputación, los Pérez y sus abogados apuntan a la empresa GyM a cargo del catering que preparó la comida aquella noche.
Por ahora, extraoficialmente se sabe que el fiscal Troyano tomó declaración a más de una treintena de personas y que cuenta con varios elementos de prueba, pero al no poder acceder a la causa, la familia Pérez no sabe puntualmente cuales son.
El miércoles, en tanto, se conoció un informe del Ministerio de Salud de la Nación que con más de 250 casos analizados de personas afectadas por vómitos y diarrea que habían compartido aquellas cenas en Salta, confirma la existencia de un brote, en esos días, en aquella ciudad. La abogada Eugenia Singh cree que el informe del CIF podría confirmar la muerte por salmonella de Salvador Pérez y relacionar el brote con la comida servida por el catering GyM.